Los hijos de la patria perdida: las fosas de Veracruz y otros estados

0

Miles de personas secuestradas en el país se han encontrado en fosas clandestinas, mientras en la mayor parte de los casos el gobierno ha responsabilizado a grupos criminales, que de hecho están frecuentemente coludidos con policías locales.

horror

Jodida política, jodidas mentiras en ropas elegantes. Jodida impunidad en México.

Para las madres del Colectivo Solecito, Veracruz es una tierra podrida donde sus hijos han sido robados, desaparecidos o asesinados, mientras un ex gobernador priista, Javier Duarte, continúa prófugo de la justicia acusado de lavado de dinero y delincuencia organizada.

Fue el propio Gobierno veracruzano a cargo del gobernador interino, el también priista Flavino Ríos, quien le abrió la puerta de un helicóptero a Duarte para que desapareciera como “señor de los cielos”.

“Lo solicitó directamente al aeropuerto y yo pedí que le dieran todas las atenciones de un gobernador. Yo no sabía que existía una orden de aprehensión”. (Flavino Ríos)

 
Durante la primera quincena de marzo, las autoridades detuvieron a Flavino Ríos, ex gobernador interino de Veracruz, con la acusación de que encubrió a Javier Duarte y lo ayudó a escapar, habiendo incurrido así en el delito de tráfico de influencias y abuso de autoridad.

Mientras tanto, agobiadas bajo el peso inconmensurable de su dolor, las madres que integran el Colectivo Solecito no paran de buscar con sus propios recursos a los protagonistas de por lo menos 100 casos de desaparecidos y desaparecidas en el estado de Veracruz.

“Porque las autoridades dejaron simplemente de hacer su trabajo, lo hicieron a un lado. Cobran por ese trabajo, pero no lo llevan a cabo. Nos toca a la sociedad civil tomar lo que le corresponde a las autoridades y hacerlo”. ( Lucía Díaz, fundadora del movimiento, en entrevista radiofónica).

 
Escuchar entrevista a Lucía Díaz: Gobierno de Veracruz no tiene presupuesto para identificar restos humanos encontrados en fosas

Para financiar sus pesquisas, el colectivo obtiene recursos gracias a la venta de ropa usada y organizando rifas.

Recientemente, Solecito logró el hallazgo de 249 cuerpos en una fosa clandestina ubicada en la zona conocida como Colinas de Santa Fe, a 15 minutos del centro del puerto de Veracruz.

“El tema es inaudito hoy en día, en una ciudad de la importancia de Veracruz, está (la fosa) a 15 minutos del centro, ante los ojos o, posiblemente, con la participación de las autoridades, porque es imposible imaginarlo de otra manera. En Latinoamérica debe ser el hallazgo más grande de fosas clandestinas”. ( Lucía Díaz)

 
En la revista Proceso, Jenaro Villamil señala que las fosas de Veracruz son parte de una tragedia nacional.

“Ni la más asombrosa imaginación criminal hubiera concebido las dimensiones de este Auschwitz Veracruzano. Se trata de tan sólo uno de las decenas de cementerios clandestinos de esta entidad que se hundió en una larga noche de narcocleptocracia con los gobiernos de Fidel Herrera, Javier Duarte y parece que se prolongará con Miguel Ángel Yunes”. (Revista Proceso: Jenaro Villamil)

 
Morelos, Tamaulipas y Guerrero

“Sólo por comparar en términos numéricos: en las fosas descubiertas en Tetelcingo, Morelos, se encontraron 117 cuerpos; en la fosa de San Fernando, Tamaulipas, fueron 196 restos humanos; en las 62 fosas de Iguala, Guerrero, se hallaron 131 cuerpos. Y todos estos casos salieron a la luz pública por denuncias de los familiares, no por iniciativa de las autoridades”. (Revista Proceso: Jenaro Villamil).

 
No sobra en este contexto recordar que en una entrevista radiofónica realizada en 2009, cuando aún era secretario de Finanzas del gobierno de Fidel Herrera, el ahora prófugo ex gobernador de Veracruz dijo que el personaje de la historia con el que él más se identifica, es nada más y nada menos que el dictador español Francisco Franco, entre otras cosas porque “tenía su mismo timbre de voz“.

En el Veracruz de ese admirador de Francisco Franco, municipios como el de Tierra Blanca ejemplifican lo que caracterizó la gestión de Javier Duarte, según declaró hace un año el sacerdote Miguel Gómez Espinosa al diario electrónico Sin Embargo.

“A mí me amenazaron hace poco, el que me llamó al teléfono de la parroquia se presentó como ‘El Comandante’. Me dijo que él mandaba en la zona y que tenía órdenes de levantarme. Vivimos con el Jesús en la boca. Tierra Blanca es foco rojo a nivel nacional. La gente se tiene que ir de la ciudad porque no se siente a gusto”.

 
Independientemente de lo mucho que se puede decir en materia de derechos humanos sobre el país emisor, el 3 de marzo pasado Estados Unidos presentó su informe anual sobre derechos humanos destacando la “impunidad en los abusos de los derechos humanos” en México.

El documento del Departamento de Estado, que evalúa la situación de los derechos humanos a nivel mundial, subrayó la gravedad de los abusos y la violencia de la policía y las fuerzas armadas en su vecino del sur.

“Muchos estudios afirman que autoridades gubernamentales y el crimen organizado asesinaron ilegalmente con total impunidad. A menudo estas ejecuciones fueron cometidas con la colaboración de autoridades corruptas tanto a nivel local como estatal”.

“La policía y las fuerzas armadas participaron en actividades criminales como las ejecuciones ilegales, la tortura y la desaparición de personas”. (Informe del Departamento de Estado)

 

Es de recalcar que el fiscal de la localidad ha afirmado que para que se llevara a cabo lo ocurrido en Veracruz “se debió haber contado con la complicidad de las autoridades”:

“Es imposible que nadie se haya dado cuenta de lo que sucedió aquí, y de que ingresaban y salían vehículos. Si eso no fue con complicidad de la autoridad, no entiendo de qué otra manera (fue)”, dijo a la prensa el fiscal Jorge Winckler Ortiz, quien asumió el cargo en diciembre pasado tras un cambio de gobierno.

 

Reflexión Entre Noticias

No es requisito ser protagonista de los desplazamientos humanos hacia la “tierra prometida” al norte de México y vivir ahí en la periferia de la sociedad estadounidense, para ser parte de los hijos de la patria perdida.

La nostalgia por el “México lindo y querido“, por el “Veracruz, rinconcito de patria que sabe sufrir y cantar”; donde “son tus noches, diluvio de estrellas, palmera y mujer”, es la experiencia de una pérdida sufrida en y desde la permanencia en el terruño, en el pedacito de patria que para muchos nunca ha sido “suave“, pero no tan espeluznantemente perversa como lo que hay detrás de la tragedia nacional de las fosas clandestinas en diferentes partes de México.

El enemigo de fondo a vencer es la maraña de los protagonistas de la política jodida, de las mentiras jodidas en ropas elegantes; y de la impunidad acumulada, cínica y tan jodida en México.

Redacción/Entre Noticias

¿Tienes alguna opinión?. Escríbela a continuación, siempre estamos atentos a tus comentarios.

Sin comentarios

Responder