Google y los anuncios racistas que ayudó a difundir

0

Google permitió a los anunciantes filtrar a su público objetivo utilizando frases racistas como "los sionistas controlan el mundo".

En el caso de Twitter, fue posible filtrar a ese público con palabras como “nazi” o términos ofensivos para personas negras o mexicanos, informó “The Daily Beast”.

Para lograr obtener ingresos, empresas como Twitter, Facebook y Google ofrecen a sus usuarios y empresas la posibilidad de aumentar la difusión y visibilidad de contenidos con pago de por medio, proporcional al alcance que los autores de este contenido quieran tener, además se puede elegir específicamente a qué público se quiere llegar.

Después de que se descubriese que la red social Facebook permitiera filtrar al público al que van dirigidos los anuncios con criterios antisemitas, ahora se han dado a conocer circunstancias similares en los criterios de segmentación dentro de las opciones de anuncios para Google y Twitter.

Según publicó la web Buzzfeed, el fin de semana, Google permitió a los anunciantes filtrar a su público objetivo utilizando frases racistas como “los sionistas controlan el mundo”.

En el caso de Twitter, fue posible filtrar a ese público con palabras como “nazi” o términos ofensivos para personas negras o mexicanos, informó “The Daily Beast”.

Ambas compañías tecnológicas reaccionaron rápidamente y bloquearon esas posibilidades.

Según Twitter, fue un fallo en el software el que permitió que en la lista apareciesen unos términos que en realidad ya están bloqueados, o al menos eso dijeron. En el caso de Google, tras las informaciones de Buzzfeed se bloquearon frases en inglés como “los judíos controlan los medios”, “dominación judía del mundo” o “los negros arruinan los barrios”.

Facebook canceló la semana pasada y hasta nuevo aviso, los anuncios dirigidos y filtrados a partir de los intereses o lugares de trabajo introducidos por los propios usuarios.

La medida se adoptó después de que la web ProPublica alertase de que algunos usuarios introdujeran palabras como “jew hater” (persona que odia a los judíos) en la categoría de “campo de investigación” o “Partido Nazi” como empresa para la que trabajaban. Al parecer era posible filtrar al público objetivo de un anuncio utilizando esos términos.

La posibilidad de dirigir anuncios utilizando determinadas palabras o intereses de los usuarios es una de las principales ventajas de las plataformas web y les ha reportado crecientes ingresos multimillonarios, sin embargo, con lo ocurrido, se encuentran bajo el escrutinio público.

 

Entre Noticias/Agencias

 

¿Tienes alguna opinión?. Escríbela a continuación, siempre estamos atentos a tus comentarios.

Sin comentarios

Responder