0

El miedo se ha venido utilizando desde hace ya décadas en las elecciones mexicanas y sus fabricantes están ya manufacturándolo y difundiéndolo en sus diferentes formas y presentaciones de cara al 2018

“El miedo y la ira se han constituido como políticas de Estado y como instrumentos de control y dominación generando un pueblo atemorizado, indignado y fastidiado”.

El precandidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la presidencia de México, José Antonio Meade Kuribreña, dijo este lunes que en la elección presidencial del 2018 los mexicanos decidirán entre “el precipicio o el progreso”.

El ex secretario de Hacienda se refirió a ese dilema entre “precipicio o progreso” en el contexto del acto en el que suscribió la plataforma político electoral 2018-2024 del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) afirmando igualmente que no se puede permitir “que las propuestas irresponsables, la fractura y la división sean pagadas por las próximas generaciones”.

Mead y su equipo están muy conscientes de que la política es un estado de ánimo a la hora de hacer proselitismo, y el miedo suele ser el principal sentimiento usado por los partidos políticos como ingrediente para buscar condicionar a su favor el voto.

Meade dijo ante dirigentes del PRI y del PVEM, así como de senadores y diputados de ambos partidos que lo más relevante debe ser garantizar el progreso de las familias y que “lo que éstas han ganado no se puede poner en riesgo”.

La nota periodística puede ser leída completa en el diario La Jornada

El miedo y la ira como estrategia en las campañas electorales

Andrés Valdez Zepeda

“Desde la antigüedad, la ira y el miedo se han usado como instrumentos de control,
dominación y movilización política por parte de las elites y grupos gobernantes.
Primero fue el miedo a la furia de los dioses y a la ira de la naturaleza y las
pestes por las destrucciones y cataclismos generados. Después, fue el miedo a
las guerras producidas por la disputa de los imperios por territorios y riquezas,
ante los efectos devastadores que las confrontaciones bélicas generaban.

En tiempos más modernos, bajo regímenes autoritarios y totalitarios, fue el miedo al comunismo, al militarismo y a los gobernantes tiranos, quienes se legitimaban en el poder por el uso de la fuerza y la instauración de una política del terror hacia sus opositores. Hoy día, bajo sistemas democráticos, es el miedo a la criminalidad y la violencia, a la debacle económica, a la pobreza, a los radicalismos y a terrorismo, entre otros.

De esta forma, el miedo y la ira se han constituido como políticas de Estado y como instrumentos de control y dominación generando un pueblo atemorizado, indignado y fastidiado. Ante un mundo con más violencia y criminalidad, aumenta más el miedo social y la ira de los ciudadanos ante la impotencia y la frustración.

La construcción y el ejercicio del poder político se sustentan, en parte, con base en la movilización de las emociones y sentimientos del ser humano. Ya no se apela a la razón, sino al sentimiento y la emoción de la gente. En esta estratagema, el miedo como verdugo de la creatividad y la libertad social, se ha instituido como un instrumento paradigmático de la política, usado por igual bajo regímenes tanto autoritarios y totalitarios como democráticos, ya que el miedo es un instrumento ejemplar de represión tanto en lo público como en lo individual”.

 
El miedo se ha venido utilizando desde hace ya décadas en las elecciones mexicanas y sus fabricantes están ya manufacturándolo y difundiéndolo en sus diferentes formas y presentaciones.

Texto de Sabina Berman sobre las manos limpiadoras de José Antonio Mead

Entre Noticias

0

El caso más emblemático de adicción por las cámaras y los reflectores por parte de Aurelio Nuño, sucedió durante el sismo del 19 de septiembre de 2017, cuando Nuño, cual político oportunista, pasó varias horas en las inmediaciones de las ruinas del Colegio Enrique Rébsamen, esperando el rescate de Frida Sofía, una niña que en realidad nunca existió.

“En diversos momentos el hoy ex secretario dejó entrever su desconocimiento de la realidad educativa mexicana y de conceptos pedagógicos básicos”

Rogelio Javier Alonso Ruiz

Aurelio Nuño estuvo al frente de la Secretaría de Educación Pública (SEP) desde el 27 de agosto de 2015 hasta el 6 de diciembre de 2017, cuando el Presidente de la República decidió aceptar su renuncia. Aunque su mandato apenas superó los dos años, durante este tiempo se presentaron acontecimientos significativos que pusieron al descubierto, entre otras cosas, su predilección por las cámaras y los reflectores, su ignorancia sobre temas pedagógicos y de organización escolar y su incapacidad para resolver situaciones problemáticas.

Desde el inicio de su gestión, se decía que su tarea principal sería la implementación de las políticas derivadas de la Reforma Educativa, sin embargo, sus acciones caracterizadas por la negación al diálogo y el desprecio de las críticas, hicieron que hasta la fecha esta reforma no sea del todo aceptada por amplios sectores del magisterio y de la sociedad en general.

En diversos momentos el hoy ex secretario dejó entrever su desconocimiento de la realidad educativa mexicana y de conceptos pedagógicos básicos, como quedó demostrado en la presentación del Nuevo Modelo Educativo, documento que él mismo se atrevió a calificar como la piedra angular de una auténtica revolución educativa. Lo que Nuño dijo sobre el documento Aprendizajes clave para la educación integral. Plan y programas de estudio para la educación básica sacó a relucir su profundo desconocimiento sobre nociones pedagógicas elementales: calificó como innovadoras ideas tales como la evaluación formativa, el aprendizaje significativo, las habilidades para aprender a aprender o el aprendizaje como interacción social, conceptos todos que ya se encontraban presentes entre el magisterio incluso desde hace algunas décadas. El documento recibió severas críticas por parte de expertos en materia, quienes advirtieron, entre otras cosas, que los principios pedagógicos y el perfil de egreso de los diferentes niveles educativos eran prácticamente los mismos que los ya existentes, por lo que la revolución educativa que planteaba Nuño era una mera ilusión sin fundamentos. En suma, la supuesta innovación de los postulados del documento presentado sólo existió en la mente del entonces secretario.

Otro hecho que puso de manifiesto la ignorancia del secretario en torno al funcionamiento de las escuelas sucedió a finales de 2016, cuando a través del comunicado 493 estableció las intenciones por practicar una estrategia de reconcentración de las escuelas más dispersas, con menos alumnado y en poblaciones más pequeñas del país. Si bien esta iniciativa, que fue llevada a pilotaje en algunas entidades, tenía evidentes justificaciones económicas, recibió objeciones considerando argumentos que quizá el entonces secretario no contempló, o no conocía, sobre la dinámica escolar: propiciaba el desarraigo de la escuela con la comunidad de procedencia del alumno, impedía la interacción del centro escolar con los padres de familia y dificultaba la asistencia a clases de las niños provenientes de los estratos sociales más desfavorecidos, entre otros. Quizá por desconocimiento o quizá por ignorancia, se antepusieron los intereses administrativos a los académicos y escolares. La reconcentración de escuelas en contextos urbanos también ha ido tomando fuerza, dejando pasar así una oportunidad valiosa para, aprovechando la disminución de la población infantil, formar grupos escolares con menos integrantes y más propicios para un trabajo adecuado.

La gestión de Aurelio Nuño al frente de la SEP también quedará marcada por el desmantelamiento de una de las instituciones más importantes y de mayor tradición de la educación mexicana: la Escuela Normal. Durante su mandato, se dio continuidad a un proceso de reducción de la matrícula normalista, que ha llevado a perder más de una cuarta parte (28.6%) del alumnado de 2012 a 2016, fenómeno totalmente desproporcionado a las tasas de disminución de la población infantil y juvenil del país. Los golpes al normalismo se han concretado en el Nuevo Modelo Educativo, anunciado por Nuño, en el cual la SEP determina que las opciones para laborar en el magisterio se abren no sólo a los egresados de carreras normalistas, sino también universitarias. Esto pone en una clara desventaja a las Escuelas Normales, pues sus egresados tienen un campo laboral más limitado que los de las universidades. Así pues, es lógico que las carreras normalistas poco a poco dejarán de ser atractivas para los jóvenes mexicanos, representando esto una posible extinción de las instituciones formadoras de maestros más importantes del país.

En el ámbito político, el tiempo que Aurelio Nuño estuvo en la SEP puso de manifiesto su incapacidad para mediar y resolver situaciones de conflicto. La cerrazón para mantener el diálogo con voces disidentes propició que los conflictos se agudizaran, sobre todo aquellos relacionados con la implementación de las políticas derivadas de la Reforma Educativa. Tal fue su desprecio por las ideas de los opositores que únicamente accedió al diálogo condicionando, desde un inicio, las conclusiones del mismo: “si el diálogo es (…) para querer hacer un debate sobre la reforma, es un diálogo que no tiene sentido. Nosotros abiertos al diálogo, pero a un diálogo sobre cómo implementar la Reforma Educativa”, dijo el ahora exsecretario en octubre de 2015. Estas palabras dejan entrever una naturaleza terriblemente antidemocrática y hasta infantil: acceder a debatir ideas poniendo como condición el triunfo de las propias.

Así pues, los conflictos magisteriales, lejos de disminuir, se agudizaron con la presencia de Aurelio Nuño y sus actitudes arrogantes y soberbias. Las protestas magisteriales fueron escalando y encontraron su punto crítico en el enfrentamiento en Nochixtlán, Oaxaca, en junio de 2016, donde el operativo por parte de la Policía Federal dejó como saldo al menos seis muertos y un centenar de heridos entre los padres y maestros que protestaban contra la Reforma Educativa. Aunque de manera indirecta, se puede decir que la incapacidad de Nuño Mayer para negociar y quitar presión a los conflictos sociales llevó a que las diferencias se dirimieran con balas y vidas humanas de por medio.

En su paso por la Secretaría de Educación, Nuño Máyer demostró también su predilección por los reflectores, las cámaras y la simulación en los medios de comunicación. Una de las “producciones televisivas” más importantes del ex secretario fue el enaltecimiento de un profesor oaxaqueño, quien en mayo de 2016 dio clases en plena calle (con cámaras de por medio, desde luego) cuando sus compañeros disidentes habían cerrado su escuela protestando por la implementación de la Reforma Educativa. El docente recibió la llamada de Aurelio Nuño, quien incluso le transmitió las felicitaciones por parte del Presidente de la República. La noticia se propagó en diversos medios, al grado de ocupar la primera plana de algunos periódicos de circulación nacional. Meses después, se supo que el maestro encumbrado había pasado cerca de 15 años fuera de las aulas por problemas de alcoholismo y ni siquiera tenía la carrera terminada, mucho menos cédula profesional. Parece que el casting de aquella producción no fue tan cuidadoso.

El caso más emblemático de adicción por las cámaras y los reflectores sucedió durante el sismo del 19 de septiembre de 2017, cuando Nuño, cual político oportunista, pasó varias horas en las inmediaciones de las ruinas del Colegio Enrique Rébsamen, esperando el rescate de Frida Sofía, una niña que en realidad nunca existió. Las cámaras y los reporteros (de Televisa, sobre todo) estaban listos, la nota (o spot, como quiera verse) sería perfecta, pero nunca logró realizarse: el Secretario de Educación, saliendo de entre los escombros con la pequeña estudiante entre los brazos, simbolizando, quizá, la gesta heroica de Nuño en favor de la educación, la niñez y la juventud mexicana. Al saberse la inexistencia de la niña, el entonces secretario se retiró silenciosa y cobardemente, dejando a los rescatistas la responsabilidad de explicar lo sucedido y asumir la responsabilidad por la “confusión”.

Desafortunadamente para la educación mexicana, el paso de Aurelio Nuño por la Secretaría de Educación fue infructuoso y hasta dañino. No hay logros importantes en su gestión y, si los hay, seguramente ya fueron cacareados debidamente en spots oficiales. Aunque fue poco el tiempo en el cargo, no se observaron cambios significativos en el ámbito educativo, mucho menos voluntad para realizarlos. El puesto, pareciera, fue utilizado entre otras cosas para promocionarse en aras de metas políticas personales. Su desempeño fue el típico de un funcionario de escritorio, distante de la realidad educativa cotidiana. Su incapacidad para escuchar críticas y propiciar puntos de acuerdo con las voces opuestas ha generado que el emblema de la obra educativa de este gobierno, la Reforma Educativa, sea ampliamente rechazada por buena parte del magisterio y del pueblo en general.

Así pues, la salida de Aurelio Nuño y el recuento de su gestión, hacen evidente la necesidad de que el cargo sea ocupado por alguien que conozca el sistema educativo no sólo visto desde arriba, desde la óptica gubernamental, sino también desde sus entrañas, desde lo cotidiano en las escuelas; alguien que reconozca en los hechos, y no sólo en los discursos, la labor de sus principales aliados: los maestros; alguien que se haya paseado por los pasillos de una escuela pública y no necesariamente acompañado de cámaras y micrófonos.

*Rogelio Javier Alonso Ruiz. Docente colimense de Educación Primaria (Esc. Prim. Distribuidores Nissan No. 61 T.V.) y de Educación Superior (Instituto Superior de Educación Normal del Estado de Colima). Licenciado en Educación Primaria y Maestro en Pedagogía.

Twitter: @proferoger85

Recomendamos mucho el blog del autor de este texto: http://proferogelio.blogspot.mx/

0

La Declaración Balfour: las 67 palabras que hace 100 años cambiaron la historia de Medio Oriente y dieron pie a la creación del Estado de Israel.

Imposible entender el Medio Oriente actual sin la comprensión de los efectos de la Declaración Balfour emitida el 2 de noviembre de 1917

Arthur James Balfour, secretario de Relaciones Exteriores del Reino Unido, emitió hoy hace cien años una carta para el dirigente de la comunidad judía local, el barón Lionel Walter Rothschild, en donde se le hizo saber que el gobierno británico apoyaba la creación de un “hogar nacional judío” en lo que entonces era Palestina, bajo mandato británico tras haber finalizado la Primera Guerra Mundial. Mandato británico que se concretó gracias al acuerdo Sykes-Picot, que fue un pacto secreto entre Gran Bretaña y Francia, con el consentimiento de la Rusia aún pre-soviética, para el reparto de las posesiones del Imperio Otomano en Medio Oriente tras la Primera Guerra Mundial. Ratificado en mayo de 1916, el acuerdo estipulaba que —pese a las promesas realizadas a los árabes a cambio de su levantamiento contra los turcos— Siria, Irak, Líbano y Palestina se dividirían en áreas administradas por británicos y franceses.

Ver Entre Noticias: Sykes-Picot: la raíz del engaño y la barbarie en Medio Oriente

No es comprensible la situación actual en Siria, Palestina, Irak y el resto de países de Oriente Medio, cuna de la civilización humana, sin entender la intervención de las potencias occidentales en la región tras el fin de la Primera Guerra Mundial”, siendo ese el contexto de lo que mundialmente se conoce como la “Declaración Balfour” de 1917, por la que “una nación prometía a otra nación el territorio de una tercera nación”, donde los nativos representaban más del 90% de la población (60,000 judíos y poco más de 600,000 árabes). El documento no tenía poder legal por sí mismo, pero se erigió en columna vertebral de las políticas británicas en el mandato de de los británicos en Palestina.

“Un documento hecho por una potencia europea acerca de un territorio no europeo basado en un desprecio total hacia la presencia y los deseos de la mayoría nativa residente en ese territorio” Edward Said

 
Según ha escrito sobre el tema Ilan Pappé, en 1917 los palestinos habitaban casi exclusivamente su tierra natal y poseían la mayor parte de sus tierras. Sólo con la ayuda de las bayonetas británicas podría el proyecto colonial del sionismo sobrevivir en sus primeras etapas de las revueltas palestinas de 1920, 1921, 1929 y, en particular, de 1936.

El ejército británico empleó una inmensa fuerza, asegura Pappé, que incluía la Real Fuerza Aérea, para sofocar el levantamiento palestino de 1936, que duró tres años y terminó con la eliminación británica en la dirección nacional palestina, tanto por los asesinatos como por el exilio.

Este fue el principal legado del proyecto Balfour: no tanto por la consagración de su texto sino por la política que siguió y que condujo finalmente a la catástrofe de 1948.

Había funcionarios británicos en su país y en el terreno que tenían dudas y reparos acerca de la alianza con el sionismo. Tenían algo que decir cuando el Gobierno británico envió una Comisión Real de investigación para estudiar los orígenes de la revuelta de 1936.

La comisión esperaba poder rectificar algunas de las injusticias sugiriendo la partición entre los colonos y la población nativa.

La dirección sionista instó a los británicos a transferir a los palestinos de cualquier área que fuera concedida a los colonos sionistas, pero esto era algo que Londres se negó a hacer.

Sin embargo, al legitimar la partición de Palestina como una “solución” con el aval internacional, Gran Bretaña asoció claramente esta resolución geográfica con el proyecto básico de cualquier movimiento colonial, que tan brillantemente definiera el fallecido Patrick Wolfe como “la lógica de la eliminación del nativo”.

 
Cien años después, el actual Secretario de Relaciones Exteriores del Reino Unido, Boris Johnson, ha dicho estar “orgulloso” de la carta de Balfour en 1917.

Estoy orgulloso de la participación de Gran Bretaña en la creación de Israel“, escribió el domingo el actual secretario de Relaciones Exteriores, Boris Johnson, en el periódico Telegraph, agregando que el documento era “indispensable para la creación de una gran nación“.

El texto de la Declaración Balfour, en su versión castellana, fue el siguiente:

“2 de noviembre de 1917.

Estimado lord Rothschild:

Tengo el placer de dirigirle, en nombre del gobierno de Su Majestad, la siguiente declaración de simpatía hacia las aspiraciones de los judíos sionistas, que ha sido sometida al gabinete y aprobada por él.
El gobierno de Su Majestad contempla favorablemente el establecimiento en Palestina de un hogar nacional para el pueblo judío y hará uso de sus mejores esfuerzos para facilitar la realización de este objetivo, quedando bien entendido que nada se hará que pueda perjudicar los derechos civiles y religiosos de las comunidades no judías existentes en Palestina, ni los derechos y el estatus político del cual gocen los judíos en cualquier otro país.
Le quedaré agradecido si pudiera poner esta declaración en conocimiento de la Federación Sionista.

Sinceramente suyo,

Arthur James Balfour

 
El documento, celebrado por la comunidad judía de entonces, generó obvia preocupación entre las autoridades árabes, quienes se sintieron traicionados por la Corona Británica,que les había ofrecido su independencia a cambio de apoyarles en la guerra. Alemanes antisemitas comenzaron más tarde a ver con recelo a la población judía de su país, a quienes culpaban de haber apoyado a Inglaterra durante la Primera Guerra Mundial para obtener su apoyo más adelante con la Declaración Balfour. Cinco años después de hacerse pública, en 1922 y con el conflicto bélico concluido, el Congreso de los Estados Unidos daría un fuerte apoyo a la carta firmada por el entonces ministro Balfour de la Gran Bretaña.

Todos los opresores tienen que mentir sobre la realidad, sobre sus intenciones y sus hechos. No pueden ir con la verdad por delante. Uno de los lemas sionistas más importantes y de mayores consecuencias fue aquel de ““una tierra sin pueblo para un pueblo sin tierra””, completado por la famosa frase de Golda Meir en la que negó la existencia de los palestinos.

 

Entre Noticias

0

El ISIS eligió a Messi como blanco simbólico de su campaña de terrorismo. Pero se apunta a Rusia y lo que representó su intervención en Siria, donde el califato islámico se desbanda.

“Apuntar a Messi es apuntar al corazón del evento donde se pretende desparramar el terror. Y de paso, hacerse propaganda gratuita”. Gustavo Veiga

Por Gustavo Veiga

Una imagen recorre el mundo y cumple el efecto buscado. Sacude a todo el que la vea. En ella aparece Lionel Messi con una lágrima de sangre que cae desde su ojo izquierdo. Está vestido como un presidiario tras las rejas. La difundió la WAFA Media Foundation, uno de los órganos de prensa donde el ISIS publicita sus actos terroristas o de amedrentamiento global. Es evidente que el fútbol paga. Y la figura del mejor jugador del mundo también. No está ahí Cristiano Ronaldo, que acaba de recibir el premio al más sobresaliente del año concedido por la FIFA. Tampoco Vladimir Putin, el presidente ruso que con su aviación contribuyó a ganar la guerra en Siria contra el grupo islámico. Quizás no merecía el afiche amenazante Gianni Infantino, porque no tiene un cuarto de la fama que sí posee el astro del Barcelona. Apuntar a Messi es apuntar al corazón del evento donde se pretende desparramar el terror. Y de paso, hacerse propaganda gratuita.

El próximo Mundial queda a siete meses y pico de distancia. Rusia tiene motivos para preocuparse porque ya sufrió ataques en el pasado no tan lejano. El metro de San Petersburgo –una de las sedes del torneo– soportó un atentado el 3 de abril. Su saldo: 15 personas muertas. El 19 de agosto varias más fueron apuñaladas en Surgut, una ciudad de Siberia donde no habrá partidos del Mundial. Porque la única sede rusa del torneo en Asia es Ekaterimburgo. El ISIS no preselecciona sedes para detonar bombas de metralla. Las explota donde encuentra un resquicio en la seguridad, entre multitudes y si tiene un integrante dispuesto a hacerlo. Aún sin una orden centralizada. O sea, un fanático suelto.

Tiene mucha razón Josep Vives, el vocero del club catalán donde juega el argentino cuando afirma: “Han buscado una imagen icónica, porque Leo Messi es el fútbol mundial. Vivimos con esta amenaza desde hace mucho tiempo. Estamos prevenidos, pero hacemos un llamamiento a la prudencia, calma y serenidad”. Aun así, la campaña amedrentadora del grupo terrorista no puede tomarse a la ligera. El 13 de noviembre de 2015 jugaban un partido amistoso Francia y Alemania en París. Tres bombas detonaron en las inmediaciones del estadio de Saint Denis. El entonces presidente francés, Francoise Hollande se encontraba ahí. En Rusia buscarán impedir una escena parecida que dejó un saldo de 130 muertos en la ciudad luz.

El ISIS eligió a Messi como blanco simbólico de su campaña de terrorismo. Pero se apunta a Rusia y lo que representó su intervención en Siria, donde el califato islámico se desbanda. De su retirada surge, de modo paradojal, la principal amenaza. Que la dispersión de sus combatientes los vuelva imperceptibles en cualquier otro lugar del planeta. Sobre todo si se está ante la inminencia de un evento masivo como el Mundial de fútbol.

0

Jeremy Corbyn, Bernie Sanders y Podemos en España han demostrado que puede tener éxito una estrategia audaz y decente. Esta verdad debe empoderar a la izquierda. En todo el mundo, la izquierda tiene el imperativo moral de ganar. Hay mucho en juego y queda muy poco tiempo como para conformarnos con menos.

“Tenemos la obligación de imaginar un mundo mejor” Naomi Klein

Naomi Klein /eldiario.es

Vivimos tiempos aterradores. Desde jefes de Estado que tuitean amenazas nucleares, a regiones enteras arrasadas por desastres naturales, pasando por miles de migrantes que se ahogan en las costas de Europa y por partidos abiertamente racistas que avanzan electoralmente: pareciera que hay muchas razones para ser pesimistas sobre nuestro futuro.

Por poner un ejemplo, el Caribe y el sur de Estados Unidos se encuentran en medio de una temporada de huracanes sin precedentes y son golpeados por tormenta tras tormenta. Puerto Rico –arrasado por Irma y luego por María– no tiene electricidad y la situación podría extenderse durante meses. Además, sus sistemas de agua corriente y de comunicación se han visto muy afectados. Sin embargo, igual que sucedió tras el huracán Katrina, el gobierno brilla por su ausencia. Donald Trump está demasiado ocupado intentando que echen a los atletas que se atreven a hacer visible la violencia racial. Todavía no se ha anunciado ningún paquete de ayudas federales a Puerto Rico. Y los buitres ya sobrevuelan la isla: la prensa sugiere que la única forma que tiene Puerto Rico de volver a tener electricidad es vendiendo las empresas de servicio eléctrico.

Éste es el fenómeno que yo llamo Doctrina del Shock: el aprovechamiento de crisis desgarradoras para introducir políticas que destruyen los recursos públicos y enriquecen aún más a una pequeña élite. Hemos visto este círculo repetirse una y otra vez: después de la crisis financiera del 2008 y ahora en el Reino Unido, donde los conservadores planean aprovechar el Brexit para lograr que se aprueben desastrosos acuerdos corporativos sin debate alguno.

Vivimos en una época en la que es imposible separar una crisis de las otras. Todas son parte de un mismo proceso en el que se refuerzan y se profundizan, igual que una bestia de muchas cabezas que se arrastra por el suelo. Podríamos pensar de la misma manera sobre el actual presidente de Estados Unidos. Es difícil definirlo con pocas palabras. ¿Habéis visto esa cosa horrible que está tapando las cloacas de Londres, el llamado “fatberg”? Trump es el equivalente político de eso. Una mezcla de todo lo que es nocivo en la cultura, la economía y la política, todo junto en una masa auto-adhesiva. Y ahora nos damos cuenta de que es muy difícil deshacernos de ella.

Sin embargo, los momentos de crisis no tiene por qué seguir siempre el camino de la Doctrina del Shock: no tienen por qué convertirse en oportunidades para que los más ricos acumulen aún más. También pueden ser momentos en los que encontremos lo mejor de nosotros mismos.

Ver artículo completo en eldiario.es

0

Obviamente el señor Gingrich trataba de lanzarle un halago al presidente, pero la comparación no precisamente exalta positivamente la figura del actual inquilino de la Casa Blanca.

Por lo que tal vez más se le conoce a Andrew Jackson, es por haber maquinado uno de los peores genocidios en la historia.

Durante una entrevista con CBS en el programa This Morning, el ex presidente de la Cámara de Representantes y quien fuera candidato a la nominación presidencial del Partido Republicano, Newt Gingrich, se refirió al presidente Trump como una figura “notable” e “histórica” ​​comparándolo con el séptimo presidente de Estados Unidos, Andrew Jackson.

“Creo que Trump es una figura notable”, dijo Gingrich. “Creo que es una figura histórica, sin duda es el agente de cambio más grande desde Andrew Jackson en las décadas de 1820 y 1830”.

Obviamente el señor Gingrich trataba de lanzarle un halago a Trump, pero la comparación es de hecho lamentable para quienes le ven cualidades transformadoras al inquilino de la Casa Blanca, pero resulta que el séptimo presidente de Estados Unidos es notable, entro otros asuntos, no precisamente por inmaculadas razones, sino por una serie hechos que historiadores independientes califican de inhumanas: Jackson era un propietario de esclavos que ofrecía recompensas a cualquiera que diera golpizas crueles a los esclavos que cometieran “el pecado” de tratar de escapar de su condición de esclavos. En el momento de su muerte, Jackson poseía aproximadamente 150 esclavos , aunque se ha estimado que, a lo largo de su vida, llegó a tener más de 300.

Recomendamos leer el artículo publicado en la revista The Nation sobre “Las siete cosas en las que Trump está completamente equivocado sobre Andrew Jackson”.

 
Por lo que tal vez más se le conoce de hecho a Jackson, publica el portal Think Progress, es quizás por haber manufacturado uno de los peores genocidios en la historia de Estados Unidos. Defensor durante muy largo tiempo de la eliminación de las tribus nativas que ocupaban lo que Jackson consideraba una tierra muy valiosa para los colonos blancos. Jackson firmó lo que se conoce como Indian Removal Act in 1830, obligando eventualmente a cerca de 50,000 a dejar sus tierras e irse hacia el Oeste.

En el invierno de 1838 solamente , unos 4.000 americanos nativos murieron a lo largo del Trail of Tears (Sendero de las Lágrimas)

De alguna manera, publica Think Progress, la comparación entre Trump y Jackson resulta desafortunadamente adecuada. Desde su Ceremonia de Inauguración en enero, Trump se ha centrado en en la eliminación de cierto tipo de personas de los Estados Unidos, incluidos los inmigrantes indocumentados y sus hijos, prohibiendo viajeros e inmigrantes de varias naciones de mayoría musulmana. Sus puntos de vista antagónicos hacia los movimientos de justicia social, destinados a llamar la atención sobre las muertes de poblaciones minoritarias, como Black Lives Matter, también han provocado críticas. Y como señaló Josh Israel de Think Progress en marzo, “Jackson, al igual que Trump, prefirió ignorar las cortes federales en lugar de hacer cumplir la protección constitucional para todas las personas”.

0

¿Cuáles son en ese contexto las credenciales, los méritos, los atributos de Margarita Zavala, completamente al margen de ser mujer, como para llegar a ser la presidenta de un país que requiere con urgencia de estadistas y líderes dispuestos a cambios estructurales a favor de la gente y no de las corporaciones nacionales y extranjeras y de la dictadura global del todo poderoso dios mercado?

«La realidad es que habitamos un mundo dominado por tiranías invisibles que utilizan las formas de la democracia.»

Por Rubén Luengas

Nada nuevo bajo el sol, la elección presidencial de 2018 en México no es un asunto exclusivamente doméstico y como de costumbre, en y desde Estados Unidos se participa para que viva durante seis años en Los Pinos la persona que mejor pueda garantizar los intereses de Washington.

En abril de 2017, el secretario de Seguridad Nacional estadounidense, John Kelly, dijo que un presidente de izquierda en México no sería bueno para México ni para Estados Unidos.

“Tenemos un problema con México. Hay mucho sentimiento anti-estadounidense en México. Si la elección fuera mañana, probablemente se tendría a un anti-estadounidense de ala izquierda como presidente de México. Eso no puede ser bueno para Estados Unidos. Tampoco sería bueno para México”, dijo Kelly ante un cuestionamiento del senador republicano John McCain durante una audiencia del Comité de Seguridad Interna del Senado estadounidense.

La realidad es que habitamos un mundo dominado por tiranías invisibles que utilizan las formas de la democracia. De la misma manera que se promueve un determinado producto comercial, se promueve la imagen de un candidato o candidata a cargos de “elección popular”.

“La manipulación consciente e inteligente de los hábitos y opiniones organizadas de las masas son un elemento importante en una sociedad democrática. Aquellos que manipulan este mecanismo no visible de la sociedad, constituyen un gobierno invisible, que es el verdadero poder gobernante de nuestro país… Somos gobernados, nuestras mentes son moldeadas, nuestros gustos son formados, nuestras ideas son sugeridas, mayormente por hombres de los que nunca hemos oído hablar…”, escribió el llamado padre de las relaciones públicas en Estados Unidos y sobrino de Sigmund Freud, Edward Bernays en su famoso libro “Propaganda”.

Renuncia de Margarita Zavala al PAN y candidatura presidencial “independiente”

¿Cuáles son en ese contexto las credenciales, los méritos, los atributos de Margarita Zavala, completamente al margen de ser mujer, como para llegar a ser la presidenta de un país que requiere con urgencia de estadistas y líderes dispuestos a cambios estructurales a favor de la gente y no de las corporaciones nacionales y extranjeras y de la dictadura global del todo poderoso dios mercado?

¿Es posible separar a Margarita Zavala en su posicionamiento político del hecho de ser la esposa del expresidente Felipe Calderón y exprimiera dama del país?

¿Hay algo que ustedes y yo no sepamos, tejido por aquellos que manipulan los mecanismos invisibles de la sociedad, descritos por Edward Bernays, para que, con aroma de mujer, se garantice ahora nuevamente en y desde Los Pinos, la defensa y promoción de la dictadura del todo poderoso dios mercado que aniquila todo lo que huela a pensamiento crítico, reemplazándolo con entretenimiento disfrazado de noticia, espectáculo de quinta y diversión banal?

Por lo pronto recordemos que Margarita Zavala viajó a Washington en marzo de 2017 donde dijo que “Estados Unidos tiene que analizar qué tipo de vecino quiere en su frontera sur pues la elección presidencial de 2018 ya corre el riesgo de polarización y de relajación en seguridad y comercio”. Zavala dijo igualmente que México podría decidir una vuelta al pasado, volver a hablar de enemigos imaginarios, y cito como ejemplo lo ocurrido en Venezuela con Hugo Chávez en 2002.

Si algo tiene bien analizado Estados Unidos, es qué tipo de vecino y de vecinos quiere al sur, más bien hay que entender que Margarita Zavala fue a ofrecer sus servicios y a buscar apoyos para poder regresar a Los Pinos en calidad de presidenta de México.

0

Estamos en realidad ante un ejemplo más de la degradación política e institucional que impera en México, con límites democráticos debilitados o francamente inexistentes, carencia que está haciendo imposible la cohesión civilizada de la vida pública.

La impunidad vuelve valientes a los cobardes y osados a los pusilánimes, y el día en que cobardes y pusilánimes alcanzan el poder sus sucias babas lo aniquilan todo“.

Por Rubén Luengas

En octubre de 2016, Raúl Cervantes dejó el número 136 de Avenida Paseo de la Reforma, donde era senador por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), para cambiarse al 2011-2013 de la misma avenida para ocupar ahí la oficina principal de la Procuraduría General de la República (PGR), cargo que le otorgara el presidente Enrique Peña Nieto en sustitución de Arely Gómez González.

En Mexico se vive un proceso en el desaparecerá la PGR para darle paso a una Fiscalía General de la Nación, supuestamente “autónoma” y cuyo titular durará en el cargo nueve años, tal como se publicara en febrero de 2014 en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

Artículo 102.

A. El Ministerio Público se organizará en una Fiscalía General de la República como órgano público autónomo, dotado de personalidad jurídica y de patrimonio propios.
Para ser Fiscal General de la República se requiere: ser ciudadano mexicano por nacimiento; tener cuando menos treinta y cinco años cumplidos el día de la designación; contar, con antigüedad mínima de diez años, con título profesional de licenciado en derecho; gozar de buena reputación, y no haber sido condenado por delito doloso.

El Fiscal General durará en su encargo nueve años, y será designado y removido conforme a lo siguiente…

 
Resulta que la designación del supuesto Fiscal “autónomo” no contempla ningún tipo de opción democrática de participación ciudadana, de tal suerte que, conociendo la ceguera moral de quienes aceptan ser simples engranajes de la mecánica corrupta de la kakistocracia mexicana, (el gobierno de los peores), sabíamos que harían sus arreglos de conveniencia en la parte alta de la estructura del poder en México para buscar imponer a Raúl Cervantes, una vez que de forma automática, con la aprobación del senado, se contempla que el Procurador o Procuradora en funciones se convierte en el nuevo Fiscal.

Kakistocracia

El filósofo político Michelangelo Bovero utilizó el término para describir el régimen político italiano de finales del milenio: “Un tipo de gobierno plutocrático-demagógico-autoritario. Basado principalmente en la idiotización mediática de grandes masas electorales”.

 
Es evidente que Raúl Cervantes, incorporado a las filas del PRI de manera oficial en 1997, no reúne de ninguna manera los atributos necesarios para convertirse en eso llamado Fiscal “independiente” o “autónomo”, capaz de verdaderamente impartir justicia y poner eventualmente en la cárcel a los corruptos. Estamos en realidad ante un ejemplo más de la degradación política e institucional que impera en México, con límites democráticos debilitados o francamente inexistentes, carencia que está haciendo imposible la cohesión civilizada de la vida pública.

El francés Émile Durkheim, considerado uno de los padres de la Sociología, usó la palabra “anomia” para describir justo esa debilidad o ausencia de fuerzas que impidan la hegemonía de ese mal crónico de corrupción generalizada, en mayor o menor grado, como el que padece México y en cuyo contexto hay que ubicar la descarada y cínica intención de las argucias utilizadas en el senado para garantizar que en la Fiscalía mexicana quede por nueve años un guardián de la impunidad, un encubridor y alcahuete de la putrefacción de los adoradores de Mammón: el demonio de la avaricia que “domina al mundo”.

En su artículo publicado en septiembre de 2013, el periodista Jenaro Villamil definía a Cervantes Andrade como “el hombre clave de Peña Nieto“, contando que el vínculo entre Cervantes y el entonces candidato presidencial se fortaleció justamente durante la campaña electoral de 2012.

“Cervantes jugó un papel clave en la defensa jurídica del candidato presidencial priista durante el escándalo del Monexgate. Fue el responsable de entregar a la Procuraduría General de la República la documentación y la argumentación jurídica para rechazar la compra de votos y la triangulación ilegal de dinero a través de Monex”.

 
El portal de noticias SinEmbargo, reportó en octubre de 2016 sobre los “estrechos vínculos” de Cervantes Andrade con el presidente Peña Nieto: “Sus vínculos con el Primer Mandatario son estrechos. Humberto Castillejos Cervantes, primo de Raúl, es el brazo derecho de Peña Nieto y funge como su Consejero Jurídico, mientras que Alfredo Castillo Cervantes, otro primo de Raúl, acompaña a Peña desde el Gobierno del Estado de México y ha desempeñado distintos cargos en el gabinete“.

A propósito de lo anterior; ¿recuerdan el desempeño de Alfredo Castillo Cervantes en su calidad de comisionado del gobierno de Peña Nieto para la Seguridad y el Desarrollo del Estado de Michoacán y sus dos años al frente de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) calificados de desastrosos por diferentes analistas?

¿Qué autonomía puede garantizar entonces alguien como Raúl Cervantes tan estrechamente cercano al presidente Peña Nieto, quien con su amigo y abogado durante su campaña convertido en Fiscal por pase automático, dormiría tranquilo durante los seis años de gobierno de su sucesor y la mitad del sexenio del siguiente sabiendo que tiene en la Fiscalía a un encubridor?

Hay además otros asuntos que fueron ventilados en los medios cuando Peña Nieto designó a Cervantes Procurador General de la República. Así lo reportó SinEmbargo:

“Ahora estará encargado de la procuración de justicia de la Nación, pese al antecedente de haber sido denunciado hace casi 10 años ante la Ley. En esa ocasión su ex esposa, la empresaria Angélica Fuentes Téllez, levantó un acta en el Ministerio Público por haber sido golpeada. La experiencia no sólo terminó por sepultar el matrimonio de Cervantes con la llamada “Reina del Gas”, sino que llevó a ésta a crear una fundación para apoyar la independencia económica de las mujeres mexicanas, en especial aquellas que han sido víctimas de violencia intrafamiliar, de acuerdo con lo que Angélica Fuentes cuenta”.

 
Según el Índice Global de Impunidad (IGI), esfuerzo académico internacional que busca medir un fenómeno multidimensional, en extremo complejo de analizar, como es el de la impunidad por país, México ocupa el segundo lugar de impunidad después de filipinas.

¿Se modificará esa vergonzosa realidad, entre muchas otras, con el cambio de nombre de la entidad encargada de impartir justicia y con la permanencia en ella durante nueve años de este “hombre clave” del presidente Peña Nieto?

Una Fiscalía verdaderamente autónoma, ajena a los intereses económicos corporativos, a los llamados poderes fácticos, a los del gobierno en turno, a los de los partidos, y por principio, a la militancia en los mismos, requiere no de maquillajes superficiales y de un cambio de nombre, sino de un proceso de depuración estructural y funcional orientado a la transformación integral del viciado y corrupto sistema de “justicia” en México.

Peña Nieto quiere reproducir en su medida y circunstancia, y hasta donde le sea posible, el sentido de aquella famosa frase de Francisco Franco pronunciada en España en diciembre de 1969 con la intención de imponer la posteridad de su régimen: “Todo está atado y bien atado”.

 

Rubén Luengas/Entre Noticias

0

Inmigrantes mexicanos y centroamericanos ayudaron de manera muy importante a la reconstrucción de Nueva Orleáns y otras zonas devastadas por el huracán Katrina hace 12 años, pero en lugar de recibir gratitud fueron explotados, a veces vejados y muchos sufrieron la deportación.

“El nivel de ataque a los trabajadores tiene características bélicas”, dijo un estudio sobre el trato recibido por trabajadores inmigrantes en Nueva Orleans

Entre 30,000 y 100,000 trabajadores inmigrantes de diferentes nacionalidades y etnias llegaron a la región devastada por el huracán Katrina en el lapso de un año para sumarse a la reconstrucción de la zona, según estimaciones proporcionadas en su momento por el National Migration Law Center.

Katrina, considerado el huracán más devastador de la historia de Estados Unidos, destruyó un área de 90,000 millas cuadradas (casi 234 veces el tamaño de la ciudad de Dallas), dañó más de 100,000 viviendas y acabó con gran parte de la infraestructura turística de la región, dejando en la ciudad miles de toneladas de escombros que poco a poco fueron removidos por esa nueva fuerza laboral en la zona, compuesta en una gran parte por trabajadores latinos, la mayoría mexicanos indocumentados que vinieron con todo y familias. Otro porcentaje de esos trabajadores, alrededor del 5 por ciento, llegó con visas H2B de empleo temporal.

Doce años después de Katrina tenemos ahora a Harvey, y bien vale la pena recordar a aquellos trabajadores que tuvieron en común un nivel de explotación sin precedentes según el estudioAnd Injustice For All. Workers’s lives in the Reconstruction of New Orleans“, elaborado por el National Migration Law Center, The New Orleans Workers Coalition y otras organizaciones no lucrativas:

“Viven y trabajan en condiciones deplorables, sin vivienda, en pobreza, bajo la amenaza de redadas migratorias y sin la garantía de que se les pague”.

 
En 2006, un año después de la catástrofe provocada por Katrina, alrededor de la mitad de la mano de obra para reconstruir Nueva Orleans era latina y el 54 % compuesta por indocumentados, según un estudio de la Universidad Tulane y la Universidad de California en Berkeley.

“Pese a que su labor era clave, estos trabajadores fueron víctimas de muchos abusos e injusticias como el robo de salario, la explotación laboral, la exposición a materiales tóxicos, la discriminación y persecución por parte de varias agencias policiales, así mismo como la deportación masiva de cientos de ellos”.

 
Una de las primeras decisiones del presidente George W. Bush, pocos días después del desastre en la zona del Golfo de México causado por Katrina, fue suspender la ley Davis Bacon, una ley federal que prohíbe pagar a los trabajadores involucrados en proyectos de obras públicas menos que el salario que prevalece en la zona. Esto significó en la práctica que empresas como Halliburton entre muchas otras, cobraran al gobierno como si pagaran altos salarios a sus empleados, pero desembolsaban menos que el salario mínimo con el obvio propósito de incrementar sus ganancias y beneficiarse así de la tragedia.

Cómo el poder lucra con los desastres: Naomi Klein

Después del huracán Katrina, mientras veía a hordas de contratistas militares privados desembarcar en la ciudad inundada para encontrar maneras de beneficiarse del desastre, incluso cuando miles de residentes de la ciudad, abandonados por su gobierno, eran tratados como Criminales peligrosos sólo por tratar de sobrevivir, comencé a notar las mismas tácticas de zonas de desastre alrededor del mundo. Utilicé el término “doctrina de choque” para describir la táctica brutal de utilizarr la desorientación del público después de un trauma colectivo -guerras, golpes de Estado, ataques terroristas, debacles en los mercados bursátiles o desastres naturales- para impulsar medidas radicales pro-corporativas”. Naomi Klein: how power profits from disaster

 
La tragedia causada por Katrina fue ciertamente el escenario de un lucro inmoral por parte de empresas de la construcción que exprimieron jugosos contratos federales con muy pocas regulaciones laborales y casi ninguna supervisión, permitiendo abusos indignantes sobre los trabajadores. Estanos hablando de decenas de miles de millones de dólares en contratos federales y privados, mientras los más grandes fueron obtenidos por compañías como Bechtel, Halliburton y su entonces filial Kellogg Brown & Root.

¿Qué pasará ahora con la reconstrucción en las zonas devastadas por el huracán Harvey? ¿Quienes buscarán beneficiarse del dolor y la tragedia?

Por lo pronto Trump visito Texas y en lugar de hablar antes que nada de las víctimas de Harvey, su megalomanía y egocentrismo no le permitieron evitar exclamaciones más propias de un acto de campaña que las obligadas por el sufrimiento de miles de personas:

Donald Trump: “Thank you everybody, what a crowd, what a turnout!” (Gracias a todos, qué multitud, qué concurrencia”.

Entre Noticias

0

El megalómano exalguacil del Condado de Maricopa en Arizona, enamorado de las cámaras y de su imagen del alguacil más duro de Estados Unidos, recibió un indulto otorgado por el no menos megalómano, presidente Donald Trump

El perdón otorgado por Trump a Arpaio, se informó a través de un comunicado de la Casa Blanca en el que sedestaca la carrera del exalguacil dentro del Ejército.

Por Rubén Luengas

Había sido declarado culpable en julio pasado de desacato criminal por desobedecer las órdenes de un juez federal estadounidense que le prohibía a él y a sus agentes realizar redadas y detener inmigrantes indocumentados basándose en su perfil racial. Sin embargo, el megalómano exalguacil del Condado de Maricopa en Arizona, enamorado de las cámaras y de su imagen del alguacil más duro de Estados Unidos, recibió un indulto otorgado por el no menos megalómano, presidente Donald Trump, por lo que Arpaio debe estar teniendo: “a very nice weekend”.

No obstante su pasado estará siempre reprochando su presente, aunque Arpaio haya dado muestras claras de no tener conciencia, esa que “es a la vez testigo, fiscal y juez”.

Arpaio es “another brick in the wall” (otro ladrillo en el muro) de todo un sistema de creencia supremacista anidado en la psique de una buena parte de estadounidenses, que ha salido muy desinhiibidamente de sus guaridas a raíz del triunfo de Donald Trump.

El perdón otorgado por Trump a Arpaio, se informó a través de un comunicado de la Casa Blanca en el que sedestaca la carrera del exalguacil dentro del Ejército.

“La vida y la carrera de Arpaio, que comenzó a la edad de 18 años cuando se alistó en el Ejército después del estallido de la Guerra de Corea, ejemplifican el servicio público desinteresado”, indica el comunicado.

 

“El alguacil Joe Arpaio tiene ahora ochenta y cinco años, y después de más de cincuenta años de admirable servicio a nuestra nación, es digno candidato para un perdón presidencial”, apuntaron en el documento.

 

Arpaio, uno de los primeros entusiastas partidarios de Trump, fue declarado culpable por un delito menor federal después de que un juez descubriera que había desobedecido una orden judicial sobre las redadas contra sospechosos migrantes indocumentados.

Decíamos que Arpaio es “otro ladrillo en el muro” de todo un sistema de creencias que tiene que ver directamente con la supremacía blanca, antes que con el cumplimiento de la ley.

Una de las voces que han salido a defender el indulto otorgado a Arpaio, es nada más y nada menos que el secretario de Estado de Kansas, Kris Kobach, el racista peligroso que asesora a Trump sobre el plan del muro fronterizo con México, y quien trabajó por contrato para el departamento del sheriff del condado de Maricopa, ganando $ 300 por hora, para entrenar a agentes del alguacil sobre cómo arrestar a inmigrantes “ilegales” sospechosos, seis meses antes de ser elegido secretario de Estado, cuando trabajaba como abogado privado, según revelara Journal-World en abril de 2010:

“El candidato republicano a la secretario de Estado Kris Kobach, no sólo ayudó a escribir la nueva ley de inmigración de Arizona, (SB-1070) sino que ha estado trabajando por $ 300 por hora para entrenar a agentes del orden público en los procedimientos de detención de inmigrantes ilegales sospechosos”.

 

Pero lo más grave sobre Kris Kobach, quien aspira ahora a ser gobernador de su Estado, es que ha trabajado para un grupo de odio racista cuyo objetivo declarado es reducir, no el número de inmigrantes indocumentados, sino el número de personas no blancas en Estados Unidos.

Kobach ha sido abogado de Immigration Reform Law Institute, el brazo legal de la organización Federation for American Immigration Reform, FAIR, que el Southern Poverty Law Center clasifica como un grupo de odio, fundado en 1979 por John Tanton quien escribió:

“Gobernar es poblar. ¿La mayoría actual entregará pacíficamente su poder político a un grupo simplemente porque éste es más fértil? Mientras los blancos ven declinar su poder y el control de sus vidas, ¿se conformarán con desaparecer silenciosamente en la oscuridad o habrá una explosión?”.

 

FAIR ha recibido, según varios reportes publicados, más de un millón de dólares de financiamiento de una organización llamada Pioneer Fund, que se describe a sí misma como un grupo formado en la tradición evolutiva de Charles Darwin y de Francis Galton considerado este último el padre de la eugenesia por impulsar la aplicación de la selección artificial del ser humano para mejorar la raza.

Durante los últimos 70 años, el Pioneer Fund ha financiado controvertidas investigaciones sobre raza e inteligencia con el propósito de demostrar “la superioridad de la raza blanca”. El mandato original del grupo era promover los genes de aquellos que pudieran ser considerados descendientes de las personas blancas que se asentaron en las primeras trece colonias antes de que se adoptara la Constitución de Estados Unidos.

Ciertamente Arpaio se convirtió un símbolo de los halcones de inmigración por su papel protagonista en la cruzada contra los indocumentados que libraron las autoridades de Arizona hace unos años y que tuvo su momento cumbre con la entrada en vigor de la SB1070, en 2010, una ley que autorizaba a la policía a hacer detenciones de acuerdo al perfil racial de los sospechosos. Pero no deja de ser sólo “otro ladrilla en el muro” de un sistema patológico de creencias basado en la afiliación sanguínea.

Lo que ha ocurrido este viernes con el indulto del presidente Trump a Joe Arpaio, es la crónica de cómo el racismo indultó al racismo.


Coach Sneakers Louis Vuitton Sac Occasion France Outlet Peuterey Puglia Piumino Woolrich Air Jordan Junior Pas Cher Stivali UGG Rossi Air Max Tn Shox Pas Cher Doudoune Moncler Nantes Femme Capuche Lavaggio Piumini Moncler Outlet Gucci Incisa Borsa Gucci Nuova Coach Outlet Jackson Nj Chaussures Christian Louboutin Prix Kit Entretien Bottes Ugg