0

ent032213

Durante años, José Gutiérrez Vivó fue la voz de su país, pues su matutino radial “Monitor” fue el más popular de México durante sus más de treinta años de existencia, hasta que en 2007 fueron finalmente suspendidas las transmisiones.

En esta segunda conversación entre Rubén Luengas y José Gutiérrez Vivó, el ex conductor de “Monitor” habla de su potencial regreso a los medios de comunicación y la situación política del México actual.

Durante años, José Gutiérrez Vivó fue la voz de su país, pues su matutino radial “Monitor” fue el más popular de México durante sus más de treinta años de existencia, hasta que en 2007 fueron finalmente suspendidas las transmisiones. Su particular estilo, directo e irreverente, le valió alianzas y múltiples desencuentros; entre el éxito comercial hasta la quiebra de su empresa, desde el apoyo popular hasta el rechazo de sus ex trabajadores que quedaron con sueldos impagos, el nombre de Gutiérrez Vivó forma parte del ADN mexicano.

En esta segunda conversación con Rubén Luengas (vea la primera haciendo click aquí), Gutiérrez Vivó nos habla del México actual y de sus perspectivas desde su sitial único como referente comunicacional de su país.

Rubén Luengas: ¿Regresa José Gutiérrez Vivó a los medios de comunicación?

José Gutiérrez Vivó: La respuesta es sí. La respuesta también implica la pregunta, ¿cuándo? Cuando sea el momento oportuno, y esto no es una salida barata; simplemente se tienen que acomodar ciertas cosas, que se están acomodando, y en ese momento seré abierto,como me gusta ser, decir a tal hora, en tal lugar (…)

¿Dónde regresará José Gutiérrez Vivó, en México o en Estados Unidos?

Déjame decirte que lógicamente antes nos encontrábamos sujetos a lo que implica la potencia, el “wataje”, de tu emisora. El caso de que estamos viviendo, hace muchos años, (en una época) en que nos pueden escuchar en varios países a la vez (por la tecnología).

¿Cuánto tiempo tienes ya fuera de México, viviendo en EEUU?

En el exilio tengo casi 4 años.

En estos cuatro años, ¿cómo has visto a México, al evolución o involución? ¿Cómo vez el tema de los hechos violentos? ¿Cuál es tu diagnóstico de la situación que vive nuestro país?

No pretendo convertir tu espacio en una especie de aula universitaria, pero la distancia te da una perspectiva que quizás no tienes cuando estás muy cerca de algo. Número uno: México, incluso antes de haberse convertido en la República mexicana, es un país como todos los países del mundo. La violencia es, desafortunadamente, co-sustancial al ser humano. Número dos: por lo tanto, desde cualquier perspectiva, podemos usar la cristiana, con sus diferencias, propiamente nacemos en la desobediencia, en no ponerle atención a la autoridad, tan pronto nos regañaron y nos quitaron algunos privilegios, estoy hablando bíblicamente, empezamos a saber lo que es matar. Y por lo tanto, no es que me asuste lo que está pasando en México, sino sencillamente no pensemos que estamos frente a un hecho inédito, sino démosle perspectiva.

Cerraría diciendo lo siguiente: yo creo que en distintas etapas de nuestro México, precolombinas y posteriores, México ha tenido etapas de violencia muy encendidas. Cada una ha sido encendida por factores diferentes. En este caso, no se supo manejar una serie de variables, de políticas, lo cual ha llevado a que se haya perdido el control (…) Esto es producto de un largo proceso, no es una cosa de ayer, ni es culpa de una persona, ni es culpa de todos los millones de mexicanos allá en nuestro país y alrededor del mundo (…)

Recuerdo una frase del ex sacerdote Alberto Athié, que una vez me dijo, “mira Rubén, lo que pasa es que en México hemos pasado de castrados a machos, pero sin pasar por hombres”. También Ikram Antaki, quien dijo “lo que pasa es los mexicanos no hemos interiorizado la necesidad de la ley”. ¿Qué opinas de estos conceptos?

Hoy voy a decir algunas cosas, que a lo mejor pueden sonar justificativas, peor para mí son explicativas de una manera realista, para tomar soluciones realistas. Esto que los mexicanos nos hemos brincado y saltado de aquí para allá, bueno, en este país (EEUU) también han pasado muchas cosas y se hajn brincado muchas etapas. Muchos de los problemas que tiene esta nación y que no han sido solucionados. Las cosas se van a poner un poco peor antes de que mejoren.

Eso me dijo Lorenzo Meyer, que las cosas de iban a poner peor antes que mejoren…

Hoy el señor Perry (gobernador de Texas) viajó desde Austin a la ciduad de San Antonio, con una razón básica: fue a decir que estaba muy preocupado porque México es un país donde el llamado “crimen organizado”, está organizado con grupos islámicos, y que se han integrado en México, y se han pasado al estado de Texas, y allí tienen sus organizaciones, sus centros de operaciones, de distribución, de muchos tipos de actividades delictivas, no estamos hablando de drigas nada más, de muchas cosas más…

¿Y usted le cree a Perry?

Le creo a Perry por una simple razón, porque hace unos 3 años, más o menos, me invitaron a una universidad (…) En esa conferencia, estaban presentes un coronel y un mayor del Ejército de EEUU, (…) ellos habían sido enviados a Colombia, estando allá fueron derribados en la selva y estuvieron por 4 años atados con cadenas a los árboles (…) El grupo fue rescatado, en una operación tipo “Rambo”, usando informantes de las FARC colombianas (…) Y cuando iban en el aire de vuelta, los “rambo”, abrieron alguna de las puertas de los helicópteros de color blanco, y lanzaron al vacío a los guerrilleros que habían sido informantes, para desaparecerlos como hacían Pinochet en sus tiempos (…) En esa sesión, me tocó escuchar a estos dos militares, el mayor y el coronel, que vivieron en la selva cuatro años, las cosas más impresionantes, y que se salvaron por esta operación y que recorierron durante meses varias ciudadades de los EEUU para explicar que en México, estaban entrenando grupos terroristas internacionales, ligados a delincuentes organizados (…)

Yo me permito disentir de ti, te diré por qué: yo no le creo a Perry, porque el gobernador ha estado hablando mucho tiempo de la posibilidad de que el Pentágono intervenga directamente en México (…) Me ha llamado la atención un libro que se llama “The Next War” (…) con un prólogo de Margaret Tatcher (…) donde vienen planteando un escenario de invasión militar directa en México. Y después de todas las mentiras de Irak, de estas guerras en Medio Oriente, después de que el mismo Osama Bin Laden fue reclutado por la misma CIA (…) ¿Dónde están las pruebas de esto?

Hace un año y cuatro meses, en lo que se conoce como el valle de Texas, se informó que están asentados los mandos de lo que son el crimen organizado de México (…) Y personas particulares se quejan de cómo ven que llegan personajes raros, compran casa carísimas, llegan con autos blindados, lo cual no es muy normal. Y los señores ven pasar los carros, igual como sucede en otros países, con dos o tres vehículos escoltas atrás. Y hay personas que conozco, amistades mías, que se han mudado de lugares seguros, porque tienen vecinos, después de ver todo ese aparato, se sienten inseguros (…) Esto no es teoría, estos son hechos (…)

Puede escuchar la entrevista completa haciendo click aquí.

0

act031513

Hace poco, la periodista mexicana Ana Lilia Pérez, de la revista Contralínea y autora de los libros de investigación como “El cartel negro”, nos envió una carta (click aquí) desde su exilio forzado en Alemania, donde acusa al diputado Juan Bueno Torio (quien respondió con otra carta) de estar acosando su integridad y el ejercicio de su profesión.

El diputado mexicano Juan Bueno Torio es entrevistado por Rubén Luengas para el programa radial “Contragolpe”, donde se defiende de las acusaciones de corrupción en PEMEX hechas por la periodista Ana Lilia Pérez.

Hace poco, la periodista mexicana Ana Lilia Pérez, de la revista Contralínea y autora de los libros de investigación como “El cartel negro”, nos envió una carta (click aquí) desde su exilio forzado en Alemania, donde acusa al diputado Juan Bueno Torio (quien respondió con otra carta) de estar acosando su integridad y el ejercicio de su profesión.

Pérez cita en su obra “Camisas azules, manos negras: el saqueo de PEMEX desde Los Pinos” al actual diputado Juan Bueno Torio en reiteradas ocasiones. El legislador nos concedió una entrevista para el programa radial “Contragolpe”, para realizar su defensa, incluso aceptando un posible debate en vivo con la periodista.

Acá les dejamos la transcripción parcial de la entrevista y al final el video con el programa completo. Gracias por difundir.

Transcripción:

Rubén Luengas: Gracias por aceptar esta entrevista.

Juan Bueno Torio: Al contrario, muchas gracias y muy buenas noches allá en Los Ángeles.

Usted ya conoce esta carta que circuló en otros medios. Voy al libro de “Camisas azules…(manos negras)”, hay una parte que dice que “En Refinación, su director general Juan Bueno Torio, impuso el denominado Plan Piloto de Transporte con objeto a incrementar las tarifas que la para-estatal paga a los transportistas y abrir nuevas rutas para la distribución de hidrocarburos (…) el plan fue puesto en marcha al margen de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público encargada de fijar los precios”. Dice que usted autorizó a un grupo de transportistas 40 rutas adicionales en varias ciudades del país y que PEMEX les pagara 104 mil pesos para el traslado mínimo, etc, etc. ¿Esto es verdad o es mentira? ¿Ante qué estamos los que leemos este libro?

Estamos ante una novela que inventó esta señora para tratar de vender bien su libro. Y utilizando verdades a medias, como por ejemplo esto que se habla del transporte dedicado, y que no le pagamos los impuestos a Hacienda. Esa es la peor estupidez que alguien puede decir al respecto, porque PEMEX no le paga impuestos a Hacienda (…) Todas las operaciones, todos los precios, todo lo que se actúa en Petróleos Mexicanos lo resuelve el Comité de Precios de la Secretaría de Hacienda. Todo lo que hicimos allí en un momento dado, la misma Sec. de Hacienda hace los cálculos, y la parte corporativa de PEMEX, el área de finanzas, hace todos los ajustes de la red fiscal de PEMEX (…)

¿Usted aceptaría en este mismo espacio un debate con Ana Lilia Pérez, si los invito a ambos, para que puedan hablar del tema?

Con mucho gusto, porque ella (Ana Lilia Pérez) no conoce de lo que está hablando. Le voy a decir qué pasó aquí: yo quise ser candidato a gobernador de mi estado (Veracruz), déjeme hacer un paréntesis. En el caso del transporte, cuando yo tomé PEMEX Refinación, el gasto en trasnporte era 2.700 millones de pesos, aproximadamente. Cuando entregué 3 años después, el costo andaba en 2.600 millones de pesos, pero distribuyendo un 30 por ciento más del producto. Y eso está en los números, porque cambiamos el transporte en ruedas, al que se refiere esta señora, a barcos, a ferrocarril y mejoramos la confiabilidad de muchos ductos (…)

Entonces a la señora le pasaron información en ánimo, eso que dice que las investigaciones que hizo, pues se resumen a un documento elaborado por un enemigo político mío, Gerardo Buganza, que lo anduvo repartiendo a diputados del PRD y del PRI en ese momento. Él pensaba que yo le iba a competir por la gobernación, y es una rivalidad que traigo hace mucho tiempo con este cuate (…)

Respecto a esto que dice el libro, “Entre diciembre del 2000 y 2009, de manera directa o mediante sus emisarios, Vicente Fox Quesada, Marta Sahagún y sus hijos, Juan Camilo Mouriño, Felipe Calderón Hinojosa, César Nava Vásquez, Juan Bueno Torio, Diego Fernández de Cevallos (más otros nombres) cruzaron el umbral del edificio corporativo en Marina Nacional en busca de jugosos negocios, muchos de ellos trascendieron en escandalo, en todo primo la impunidad”. ¿Todo esto es completamente falso o es media verdad como dijo al principio?

Hay muchísima gente que ella nombra que trabajan o trabajaban hasta hace poco en PEMEX (…) O sea, si ella tiene las pruebas como dice que las tiene, pues que las presente frente a las autoridades para que me sancionen y castiguen. Ella utilizó documentos de PEMEX que le dieron, que le filtraron, para armar sus esquemas en ese libro. Yo rechazo todo lo que dice ese libro.

¿Usted tiene las manos limpias diputado?

Totalmente limpias. Y le voy a decir una cosa. Cuando entré a PEMEX, abrí un frente muy serio contra el mercado ilícito de combustibles, contra los que se robaban los ductos, contra las estaciones de servicio que no vendían de a litro, que adulteraban las gasolinas, que es muy problema muy serio que tenemos aquí. Abrí un frente muy serio para transparentar las licitaciones que se llevaban a cabo en PEMEX Refinación. Yo por eso estoy muy tranquilo y no tengo ningún problema y ninguna cola que me pisen (…)

Redacción “Entre Noticias”

0

ent040413

“Armando Rosas integra el movimiento denominado Rupestre, que es una especie de rock acústico en español, que en sus letras hecha manos de un lenguaje muy urbano, esto a mediados del año 80.”: Esteban León

Les presentamos una entrevista con el trovador y compositor mexicano Armando Rosas, quien compartió junto a Rubén Luengas en el programa Contragolpe de radio KPFK.

Oriundo de la ciudad de México, Armando Rosas comenzó su carrera musical en 1984, cuando forma Camerata Rupestre, de la cual participa como compositor y director, combinando la música de cámara, el blues y la canción alternativa. Sus obras han participado en distintos certámenes internacionales, interpretadas por el Cuarteto de Cuerdas de la Ciudad de México y han sido incluídas en producciones cinematográficas.

Les dejamos aquí entrevista que Rubén Luengas le ha hecho en el programa “Contragolpe” de radio KPFK en Los Angeles, CA, además de un video destacado.

Escuche el programa aquí.

Transcripción de algunos segmentos:

Esteban León: “Armando Rosas integra el movimiento denominado Rupestre, que es una especie de rock acústico en español, que en sus letras hecha manos de un lenguaje muy urbano, esto a mediados del año 80. Aportando a este género composiciones que al ser interpretadas con uan dotación de música de cámara, enriquecen el movimiento (…)

Es también compositor de la banda sonora de la película “El Violín”, premio Festival de Cine de Cannes en 2006, y también la la banda sonora de La Mitad del Mundo, de Hola México Festival en Los Angeles, California”.

Armando Rosas estará presentándose este viernes 5 y sábado 6 de abril en Los Angeles, California en “La Peña de Celin”: 3312 E. Olympic Blvd. Los Ángeles, CA 90023. Admisión $10.00 Dls. Información: (323) 997-5825

Rubén Luengas: ¿Qué sientes que vayas a cantar en Los Angeles, cuál es la emoción?

Armando Rosas: Pues lo que voy a cantar es un resumen de todos los discos que he hecho, una selección muy especial. Yo soy un metiche de los géneros, no solamente hago canciones pegadas al rock y al blues, también me gusta la cumbia, me gusta hacer boleros, lo que a la gente la pase bien porque uno se salta de un lugar a otro. Me gusta hacer también música de concierto, para películas, he intento que todo esto esté inserto en un concierto.

0

ent032213

“Los problemas comenzaron desde los inicios, cuando estaba como presidente de la república Luis Echeverría Álvarez (…) hay muchos testigos vivientes de estas circunstancias.”: G. Vivó.

La reconocida voz de José Gutiérrez Vivó vuelve a sonar por las ondas radiales, en una entrevista donde el periodista mexicano nos cuenta cómo ha sido su experiencia alejado del micrófono que por varias décadas fue su fiel compañero en el programa “Monitor”.

Durante años, José Gutiérrez Vivó fue la voz de su país, pues su matutino radial “Monitor” fue el más popular de México durante sus más de treinta años de existencia, hasta que en 2007 fueron finalmente suspendidas las transmisiones. Su particular estilo, directo e irreverente, le valió alianzas y múltiples desencuentros; entre el éxito comercial hasta la quiebra de su empresa, desde el apoyo popular hasta el rechazo de sus ex trabajadores que quedaron con sueldos impagos, el nombre de Gutiérrez Vivó forma parte del ADN mexicano.

Hoy reside en Estados Unidos y hace un tiempo que está alejado del micrófono que durante tantas décadas fue su más cercano amigo. Tal vez por eso quiso hablar de todo un poco, como si tuviera bastante acumulado y contenido, en esta conversación radial que tuvo con Rubén Luengas, transmitida en el programa “Contragolpe” de radio KPFK.

Audio de programa completo aquí.

Transcripción de mejores pasajes:

Rubén Luengas: ¿Fuiste censurado en México? En tu último “Monitor” acusaste que el programa no estaba enfermo, sino que lo mataron, ¿cuál fue el conflicto?

José Gutiérrez Vivó: Los problemas comenzaron desde los inicios, cuando estaba como presidente de la república Luis Echeverría Álvarez (…) hay muchos testigos vivientes de estas circunstancias. Lo primero que hice cuando ingresé a la empresa “Radio Programas de México”, que era propiedad de la familia Serna, fue ir a Los Pinos para hacer la presentación de un nuevo medio, en este caso de “Radio Red”. Entonces me acuerdo que me recibió un hombre que era el Director de Comunicación Social, Mauro Jiménez Lazcano (…) me cuestionó sobre todo lo que él quiso preguntar y le dije que necesitaba que el programa estuviera presente en los eventos que ocurren en presidencia, porque cosas buenas, regulares y malas ocurrían (…) y me contestó que no. “Aquí solamente se acreditan a los diarios, revistas y televisión”, dijo, pero la radio no es acreditable (…) finalmente, para compensar su negativa, cuando salí de su despacho, una de sus asistentes me entregó una canasta con toda clase de dulces mexicanos, una atención del licenciado. Yo le dije que no, que no tenía caso (…) Nunca acepté favores ni regalos. No estábamos allí para recibir cualquier tipo de atención, de dádiva (…)

¿Y qué pasó con Fox?

El señor Fox, después de unos dos o tres años comienza a darse cuenta de que “Monitor” era un programa que expresaba su opinión, y Fox es una persona que no le gusta que le contradigan, es un hombre que desafortunadamente no tiene la preparación académica para hacerse cargo de un país (…)

El señor Fox dio la indicación a la comunidad publicitaria de México, que no quería ver ni un sólo anuncio en “Monitor”, en otras palabras una “asfixia económica” (…) entonces empieza a ocurrir que los ingresos se reducen, y por una circunstancia política importante, le llamé por teléfono para solicitar una entrevista a la mañana siguiente, cosa que venía haciendo durante los primeros tres años de su adminitración. Recuerdo que me contestó su secretario y dijo que el presidente no daba entrevistas a estaciones radiales de onda AM (…)

Cuando fue candidato al gobierno de Guanajuato, el señor Fox me estuvo esperando 45 minutos en una gasolinera porque iba tarde. Se puso sus moños después, pero antes podía esperar a un periodista bastante tiempo…

Así es. Bueno, aquí es cuando nos sacaron del aire: sucedió que cada tres meses, el jefe de gobierno y el gobernador del estado de México asistían a “Monitor”, y tenían dos horas, sin interrupción, cero comerciales, para que pudieran conversar con el público sobre problemas urbanos, cero política (…) Allí ellos hacían un compromiso de avisar a “Monitor” dos semanas después por escrito que habían resuelto el problema urbano. Estuvieron varios gobernadores, el último fue Enrique Peña Nieto, allí estuvo sentado muchas veces, y otro también fue Andrés Manuel López Obrador (…)

En una de las ocasiones, López Obrador a las diez de la mañana que terminaba el programa, me dice “oiga, don José, ¿me permite usted tres minutos?”, y le dije que sí, dígame usted, y dice él “Quiero aprovechar que estoy en Monitor para informar sobre la noticia tan esperada que si me voy a lanzar por la izquierda de México. Quiero informar que sí, que me voy a lanzar por el PRD a la presidencia” (…)

A las una de la tarde del mismo día comenzaba Martín Espinoza otro programa, y se corta la señal, la corta Radio Centro, nuestra compañía matriz (…) ese fue el momento en que Radio Centro nos sacó del aire, y nos sacó bajo la indicación de Vicente Fox.

¿Qué ha pasado con todos los colaboradores que estuvieron trabajando con radio Monitor?

Han pasado dos cosas muy interesantes. La primera te da una lección humana. Yo creo que de las cientos de personas que trabajaban en al área de información, creo que he recibido llamadas de tres personas para saber si sigo vivo, si respiro, lo que tú quieras. Es uno de los grandes aprendizajes que he tenido en mi vida (…)

Juan Rivas: Señor Gutiérrez, ¿cómo está? Fui alguna vez su colaborador, me gustaría preguntarle qué respuesta hay para nosotros, las instalaciones están cerradas, jamás hubo una respuesta clara, ¿que me responde a mi y los compañeros de México que estamos en incertidumbre?

Clemente Serna vendió la empresa a Radio Centro. Todos nosotros éramos y somos empleados de grupo Radio Centro. Allí están los documentos y yo no estuve presente, me informé después del proceso, que se inició el año 1994 (…) se vendió la empresa “caminando”, como se dice, y seguimos transmitiendo a pesar de que de un día para otro teníamos otro patrón (…)

Se presentó en abril de 2002, una demanda a través del arbitraje internacional, que es la Corte internacional de comercio, por acuerdo de Radio Centro y los trabajadores, se presentó la demanda, se llevó a cabo en México, con jueces mexicanos bajo leyes mexicanas, y concretamente el 30 de enero de 2004, casi dos años después, decidió la Corte que nosotros, los trabajadores, teníamos la razón en las quejas que presentamos contra Radio Centro. Pero todavía no se ha pagado, porque muy concretamente el señor Fox y el señor Calderón movieron lo que no tengo que explicar para que no se pague ni un quinto de parte de Radio Centro.

El señor Felipe Calderón Hinojosa, en un acto que es fuera de lo común, se presentó en mi oficina junto a Josefina Vásquez Mota, que era la coordinadora de su campaña, llegó sin previo aviso, y en una plática que duró unos 35 minutos, me dijo “oiga, don José, le vengo a decir que le conviene vender los periódicos que se compraron”. ¿Por qué? le dije yo, a nosotros no nos conviene (…) Lo que pasó después es que se presentaron 17 personas que destruyeron toda la redacción completa, 1200 metros cuadrados, llegaron cerca del mediodía y bajo el pretexto que llevaban una auditoría, que nunca nos mostraron ni recibimos oficio. El hecho es que destruyen todo y en la madrugada llegó un licenciado de nombre Mascot, pidió permiso para subir, me reuní con él, y me dijo “vengo de parte de la Secretaría de Hacienda” (…)

Crédito foto: Rubén Luengas

0

ent032113

Lejos del Buenos Aires querido del ahora Papa Francisco, lo mismo piensa en el estado mexicano de Tabasco, Fray Tomás González Castillo de la orden de los franciscanos quien por vivir ese compromiso con los inmigrantes centroamericanos que se internan en México buscando llegar a los Estados Unidos, recibió recientemente este mensaje: ” Díganle al padre que vamos por su cabeza”.

“La extrema pobreza viola los derechos humanos”, dijo en octubre del 2009 el entonces Cardenal Bergoglio al pedir una respuesta ética para resolver la deuda social porque “no solo el terrorismo, la represión y los asesinatos violan los derechos humanos , sino también la extrema pobreza y las estructuras económicas injustas que originan grandes desigualdades”.

El Purpurado señaló que la deuda social es “inmoral, injusta e ilegítima”, sobre todo cuando ocurre “en una nación que tiene condiciones objetivas para evitar o corregir tales daños, pero que lamentablemente pareciera optar por agravar aún más las desigualdades”

Un año antes, agosto del 2008 en el santuario de Nuestra Señora de los Emigrantes en el barrio porteño de La Boca, al presidir una Misa para inmigrantes indocumentados, mujeres en situación de prostitución y víctimas de trabajo esclavo, Bergoglio habló de la denuncia, la esperanza y el compromiso por una sociedad sin esclavos ni excluidos.

Lejos del Buenos Aires querido del ahora Papa Francisco, lo mismo piensa en el estado mexicano de Tabasco, Fray Tomás González Castillo de la orden de los franciscanos quien por vivir ese compromiso con los inmigrantes centroamericanos que se internan en México buscando llegar a los Estados Unidos, recibió recientemente este mensaje: ” Díganle al padre que vamos por su cabeza”.

En entrevista para el programa En Con-Texto con Rubén Luengas que se transmite de lunes a viernes por internet, Fray Tomás González cuenta como se le ha espantado el sueño y se le ha quitado el hambre, pero no así “las ganas de rezar”. ¿ A quién atribuye usted esta nueva amenaza contra su vida? Fray Tomás responde sin alteraciones en el tono de su voz: “al crimen organizado”.

¿ Qué interés puede tener el crimen organizado en asesinar a un fraile franciscano que se dedica a cuidar de estos excluidos que se aventuran a enfrentar tantos peligros para tratar de llegar a la ‘tierra prometida’ al norte del Rio Bravo? Responde Fray Tomás que de lo que se trata es de eliminar a quienes reconocen en esos inmigrantes la dignidad de personas y no su explotación como mercancías humanas.

¿ Qué podemos hacer nosotros para proteger la vida de este franciscano mexicano que no solo ayuda alimentando y albergando a estos “refugiados económicos” como les llama el articulista del periódico mexicano La Jornada Alfredo Jalife, sino que denuncia el pecado original y estructural que esta en la raíz de este inconmensurable sufrimiento en lo que Fray Tomás llama: ‘ el holocausto migrante ‘? La respuesta a esta y otras preguntas en la grabación de esta entrevista que compartimos “Entre Noticias”

Redacción “Entre Noticias”

Crédito foto: checatorex.blogspot.com

0

ent031113

Hace dieciséis años que me desempeño como periodista, profesión que ejerzo debidamente acreditada por la Universidad Nacional Autónoma de México.: Ana Lilia Pérez

La destacada periodista Ana Lilia Pérez nos escribe desde Alemania, donde nos habla de su exilio forzado y el acoso que está sufriendo de parte del diputado Juan Bueno Torio.

Su libro “El Cartel Negro” denuncia los actos de corrupción que han permitido al crimen organizado infiltrarse en Petróleos Mexicanos (PEMEX). En esta ocasión, nos escribe una carta desde su exilio en Alemania, donde nos cuenta las razones que la obligaron a salir de su natal México, cómo su labor le ha valido amenazas de muerte y de qué forma el diputado Juan Bueno Torio la acosa por sus investigaciones.

EL ACOSO DE JUAN BUENO TORIO

Por Ana Lilia Pérez

Hace dieciséis años que me desempeño como periodista, profesión que ejerzo debidamente acreditada por la Universidad Nacional Autónoma de México. Durante los últimos diez años, he dedicado parte de mi trabajo profesional a investigar y hacer públicos graves casos de corrupción de funcionarios de alto nivel de Petróleos Mexicanos (Pemex). Como represalia, he sido objeto de amenazas de muerte, acoso judicial, agresiones, persecución, vigilancia, intervención telefónica, bloqueo informativo y de un recurrente abuso de poder.

Las amenazas se acentuaron en el 2008, cuando investigué y publiqué los contratos que Juan Camilo Mouriño, entonces secretario de Gobernación de Felipe Calderón, firmó como contratista de Pemex, en una ilegal dualidad como funcionario público. A partir de entonces llegué, inclusive, a verme obligada a vivir y trabajar con una escolta personal y sistemas de seguridad diversos.

En junio del 2012 me vi forzada a salir de México, bajo graves amenazas y en circunstancias que ponían en riesgo mi vida. Para salvaguardar mi integridad y frenar el acoso y la violencia de los que he sido víctima ―documentados por organismos y organizaciones nacionales e internacionales en materia de libertad de expresión y de derechos humanos― me acogí a un programa europeo de protección para perseguidos políticos, bajo un esquema de asilo temporal.

Durante mi estancia en Europa he participado en múltiples conferencias sobre mis investigaciones periodísticas y sobre las circunstancias en que los periodistas trabajan en México, actividades a las cuales la prensa europea ha dado amplia cobertura. Pero incluso aquí, en Alemania, donde estoy ahora, soy blanco de acoso judicial por parte del diputado con fuero federal Juan Bueno Torio, bajo las circunstancias que a continuación relato.

En febrero del 2010 apareció Camisas azules, manos negras, libro de mi autoría publicado bajo el sello Grijalbo. Se trata de un trabajo periodístico, producto de una exhaustiva investigación de más de seis años y sustentado con numerosas fuentes de información documentales y vivas, que revela graves actos de corrupción de altos funcionarios, durante las administraciones de los presidentes Vicente Fox y Felipe Calderón, en detrimento de Pemex.

La información contenida en el libro honra plenamente los principios periodísticos de veracidad y objetividad. En uno de sus capítulos aborda el desempeño que Juan Bueno Torio tuvo como director de Pemex Refinación (del 2003 al 2006). Parte de las fuentes de información proviene de los archivos de las propias áreas de gobierno, incluido Pemex, y algunos documentos se encuentran reproducidos en la publicación.

El libro se presentó en espacios públicos y medios de comunicación distintos. Durante dieciocho meses no hubo respuesta de Bueno Torio respecto de la información publicada, ni siquiera cuando fue consultado por diversos medios de comunicación que abordaron el contenido del libro en sus espacios informativos.

En diciembre del 2010, por unanimidad de los diputados federales de la LXII Legislatura, el Congreso de la Unión creó la llamada Comisión Especial pluripartidista que se encargue de investigar las denuncias ciudadanas contenidas en el libro Camisas azules, manos negras, según puede cotejarse en la Gaceta Parlamentaria, núm. 3164, del viernes 17 de diciembre del 2010.

En agosto del 2011, mientras los legisladores federales le solicitaban a Pemex y otras instancias de gobierno los documentos citados en el libro, Bueno Torio, entonces senador de la República, con fuero federal, presentó una demanda en mi contra por “daño moral”.

En su demanda no hay un planteamiento claro y concreto que acredite el supuesto daño que, dice, provocó la publicación de dicho libro. Sin embargo, incluye en sus pretensiones y en cada punto de su demanda, un mensaje evidentemente intimidatorio. Entre sus pretensiones proyecta en mi contra acciones inhibitorias a futuro, sobre cualquier línea que pudiera yo publicar acerca de su desempeño como funcionario; en otras palabras, requiere que el juez que lleva el caso prejuzgue acerca de los señalamientos que, en el futuro, pudiera hacer yo como periodista respecto de él.

El diputado pretende que el Poder Judicial coloque una mordaza legal a cualquier investigación y señalamiento acerca de situaciones irregulares, anteriores o actuales, aun cuando éstas por sí mismas constituyen temas de interés público dado que se trata de un legislador que desde hace doce años, por lo menos, se desempeña en el servicio público y está obligado por ley a la rendición de cuentas, y a que la sociedad califique su gestión.

La demanda de Juan Bueno Torio tiene la finalidad de inhibir mi labor como periodista, y con ello menguar la independencia intelectual necesaria para ejercer el periodismo crítico que la sociedad mexicana demanda, y pretende que se le de validez legal a sus intimidaciones. No ofrece en ella ninguna prueba del supuesto daño moral en su contra; en cambio, exige pretensiones que atentan contra mis garantías individuales. Resulta destacable que me demandara sólo hasta que el Congreso federal abrió una Comisión Especial para dar cauce al análisis de la investigación periodística.

La labor de un periodista es difundir asuntos e información de interés público, y con ese estricto afán, en el libro citado documenté el desempeño público de Bueno Torio como funcionario de Pemex. Muestra de dicho desempeño fue que en su administración, la subsidiaria a su cargo adjudicó de manera ilegal dos contratos que implicaron un grave daño patrimonial contra Pemex, como explico a continuación.

En enero del 2012 la Secretaría de la Función Pública (SFP) dio a conocer, mediante un boletín de prensa, que en diciembre inhabilitó a catorce funcionarios de la subsidiaria a cargo de Bueno Torio, “por manipular procesos de licitación y contratar con sobreprecio el arrendamiento de cuatro buques-tanque a casco desnudo por cinco años”.

Los involucrados fueron inhabilitados por diez años, además, la SFP impuso multas a ocho de ellos por 500 millones, 913 mil pesos; a dos más por 355 millones de pesos; a uno por 145 millones de pesos; y a los tres restantes por 90 millones 415 mil pesos. Casos como el citado evidencian que en el periodo en el cual el hoy diputado dirigió Pemex Refinación, su desempeño no fue cabal.

Cabe señalar que las irregularidades por las cuales la SFP inhabilitó a sus subordinados fueron detectadas años atrás por la Auditoría Superior de la Federación, el órgano máximo de fiscalización del país, e incluidos esos hallazgos, el resultado de su fiscalización a esos contratos, dentro de su informe de Resultados a la Cuenta Pública, tal cual se cita en el libro, donde se identifica plenamente como fuentes de información los organismos de auditoría y fiscalización oficiales.

*

En las condiciones actuales de México, identificado como el país más peligroso del mundo para los periodistas, quienes nos dedicamos a esta profesión día a día nos jugamos la vida en pos de un bien público: el derecho a la información.

De manera personal, he abordado exhaustivamente el manejo que se ha hecho de Pemex en gobiernos que prometieron combatir la corrupción y tener “manos limpias”. Varias de esas investigaciones han generado la inhabilitación o procedimientos legales contra funcionarios y contratistas corruptos, lo cual representa un triunfo para la sociedad. Como consecuencia, he sido blanco de un insistente acoso que en su expresión más cobarde incluye las amenazas de muerte.

Bajo esa circunstancia, muy a mi pesar, salí de mi país. En esta condición de asilo, hace unos meses recibí la notificación de que el señor Bueno Torio, con la clara pretensión de continuar su acoso y amenaza en mi contra, ha impulsado el seguimiento del juicio en contra mía ahora en Alemania.

Este acoso judicial, que hoy me persigue hasta Europa, debe entenderse también en el contexto de uno de los principales temas de la agenda pública en México: la situación de Pemex, que con los recientes “incidentes” y la discusión de la nueva reforma energética, de nuevo coloca los reflectores sobre la actuación de sus funcionarios y exfuncionarios. Por eso el diputado Bueno Torio se empeña en colocarme una mordaza, y pretende que el juez me prohíba a priori escribir o siquiera pensar en escribir una sola línea sobre su desempeño público.

Juan Bueno Torio aún le debe a los mexicanos muchas explicaciones sobre su actuación como director de Pemex Refinación; por ejemplo, el hecho de que las compañías de su familia recibían millonarios contratos para el transporte de hidrocarburos en la misma empresa paraestatal que él dirigía. Me pregunto si para la ciudadanía éste es un asunto menor.

En lugar de entregar cuentas claras, el señor diputado promueve el enjuiciamiento contra una periodista que ha cumplido éticamente con el deber de informar. El juicio en cuestión es contrario al supuesto interés del Congreso de la Unión y de la Presidencia de la República de salvaguardar los derechos de los periodistas y ha significado un gasto de recursos públicos que bien podrían asignarse a otros asuntos.

Aun si al final de este juicio el juez decidiera ponderar la fatua pretensión de Bueno Torio por encima del interés público, el derecho que los mexicanos tienen de conocer su actuación en Pemex es irrecusable, y para eso están ahí Camisas Azules, manos negras, y El Cártel Negro, dos largas investigaciones que dan algo de luz sobre el oprobioso manejo discrecional que durante años se ha hecho de nuestra principal empresa pública.

Quizá el diputado del que hablo logre amordazar a una periodista. No obstante, pese a la rabiosa oposición de políticos y funcionarios rapaces, no habrá mordaza capaz de callar a toda una sociedad.

Ana Lilia Pérez. Alemania, marzo de 2013.

Foto de Rubén Luengas

0

ent030413

En diciembre de 2006, al tomar posesión como presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa desató una guerra contra el narcotráfico que cobraría las vidas de decenas de miles de mexicanos. A partir de entonces Turati, al igual que otros periodistas, se dedicó a dar voz en los medios de comunicación a quienes parecían ser sólo testigos mudos de una guerra.

Por Aleyda González

Ella quería cubrir el tema de la pobreza en México. No sospechaba que unos días mas tarde las circunstancias la convertirían en corresponsal de guerra en su propio país.

El pasado 7 de febrero Marcela Turati, periodista mexicana, recibió el Premio Louis M. Lyon por la Conciencia e Integridad en el Periodismo que otorga la Fundación Neiman de la Universidad de Harvard. Esa tarde, los asistentes a la Casa Nippmann, conocieron una mujer de mirada dulce y hablar amable cuya fuerza se encuentra en el poder que posee para imprimir en la memoria imágenes e historias desgarradoras. En una emotiva ceremonia, los miembros de la fundación e invitados especiales escucharon, de voz de Turati, un breve recuento de lo que significa ser periodista en México y cómo muchos colegas se han visto forzados a dejar su casa, su familia o a entender la muerte como riesgo de trabajo.

En diciembre de 2006, al tomar posesión como presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa desató una guerra contra el narcotráfico que cobraría las vidas de decenas de miles de mexicanos. A partir de entonces Turati, al igual que otros periodistas, se dedicó a dar voz en los medios de comunicación a quienes parecían ser sólo testigos mudos de una guerra que no era suya, pero cuyos muertos sí lo fueron. El reto, como lo describe Turati, era mantener el interés en los lectores durante de lo que parecía un interminable conteo de muertos y mantener la alegría de vivir a pesar del dolor de tantas muertes. “¿Cómo logras que el muerto 100 o el 10 mil o el 100 mil sigan interesando? ¿Cómo logras mantener viva la indignación del lector en cada nota y la esperanza de que las cosas pueden ser cambiadas? ¿Cómo te limpias el alma de tanto horror?”, indicó.

Durante los últimos seis años más de 60 periodistas han sido asesinados, torturados o desaparecidos en México, convirtiéndolo en el segundo país más peligroso para practicar el periodismo, sólo después de Irak. “Llegó un momento en que todos los que cubríamos la violencia teníamos pesadillas. En las mías, veía sicarios, camiones cargados de muertos, paredes manchadas de sangre,” expresó Turati. “Ese fue un tiempo en que nuestra lucha era por mantener la alegría de vivir a pesar de lo que cubríamos”, agregó.

La voluntad de Turati de ayudar no sólo a las victimas de la guerra, sino a los colegas que cubrían la violencia en México, llamaron la atención de los 12 periodistas estadounidenses y 12 más de múltiples nacionalidades que conforman la generación 2013 de la Fundación Neiman. Esta fundación cada año selecciona un periodista, organización o grupo que reflejen conciencia y ética periodística para recibir el premio.

Turati aceptó el reconocimiento a nombre de los periodistas mexicanos valientes que arriesgan sus vidas a diario para cubrir los trágicos sucesos que suceden en el país. Se dijo sorprendida de que la eligieran a ella pero al mismo tiempo “contenta de saber que alguien se fijó en el trabajo hormiga que durante estos últimos años varios periodistas hemos hecho para cuidar a otros y cuidarnos entre nosotros”.

El esfuerzo de Turati se ve reflejado en el número de colaboraciones y libros que cuenta entre sus obras, así como las actividades que realiza en beneficio del gremio. Actualmente colabora con al revista Proceso. Es autora del libro “Fuego Cruzado. Las victimas atrapadas en la guerra del narco”, coautora de los libros “Migraciones vemos… Infancias no sabemos”, “72 Migrantes”, “La Guerra por Juárez” y “Nuestra aparente rendición”. Recientemente participó en la edición del libro “Entre las Cenizas: historias de vida en tiempo de muerte”. Turati también ha mostrado un profundo compromiso y solidaridad con sus compañeros. En 2007, acompañada de un pequeño grupo de periodistas – todas mujeres – que compartían su interés por dar una perspectiva social y humana a la noticia, crearon la red Periodistas de a Pie.

El subdirector de El País, periodista Borja Echeverría de la Gándara, miembro de la generación 2013 de la Fundación Neiman, preguntó a Turati sobre la participación de las mujeres en la cobertura de la violencia México y por qué cree que sean mayormente mujeres quienes, como ella, han tomado la iniciativa de formar organizaciones como la de Periodistas de a Pie. “Generalmente las mujeres no son las que cubren el tema del narcotráfico”, explicó Turati. “Pero con todo lo que ha pasado y los asesinatos, les ha tocado a las mujeres entrar en la cobertura”.

Destacó también que “en las redes de periodistas, las mujeres están tomando un papel para cuidar a otros, y también lo vemos entre las víctimas. En Ciudad Juárez las mujeres fueron las que salieron a tratar de ayudar a la gente que sufría la pérdida de alguien. Las poetas, las raperas, las defensoras de derechos humanos, las madres de las personas desaparecidas. Son mujeres y más mujeres las que están exigiendo justicia y tratando de reconstruir la sociedad”, señala Turati. Desafortunadamente, también ha habido muchas mujeres periodistas asesinadas y defensoras de los derechos humanos que han sido torturadas o severamente lastimadas, cuando no asesinadas, por levantar su voz para exigir justicia.

Turati asegura que la violencia y la lucha por silenciar sus voces continúa. Enrique Peña Nieto hereda de Calderón, junto a muchos otros retos el de proteger a los periodistas. Aunque desde que comenzó de su mandato la violencia parece desvanecerse de la agenda pública. Pero cambiar el discurso no cambia la realidad y la amenaza contra los periodistas no se irá, en sus palabras, “hasta que el Estado haga lo que le corresponde. Hasta que matar periodistas en México tenga un costo. Un castigo. Una pena”.

Crédito foto: LatinoCalifornia

0

ent021313a

Su obra capital, “Confesiones de un gángster económico” (Confessions of an Economic Hit Man) se ha convertido en un best-seller traducido a varios idiomas, lo que le ha valido también la participación en diferentes documentales como Zeitgest II y The End of Poverty?

Rubén Luengas entrevista al destacado activista y escritor estadounidense John Perkins, autor de la célebre obra “Confesiones de un gángster económico”, quien nos relata sobre cómo Wall Street y el gobierno nos han estado engañando durante mucho tiempo.

John Perkins es un autor de cabecera para el movimiento progresista, y conspiracionista también, en Estados Unidos y el mundo entero, un escritor de renombre que ha analizado a fondo las causas y consecuencias de las recientes crisis económicas, sobre cómo las grandes potencias industriales y los ejecutivos de las corporaciones transnacionales han engañado y explotado a las naciones menos desarrolladas y la población en general. También ha explorado sobre los aspectos míticos de las culturas ancestrales y el chamanismo.

Su obra capital, “Confesiones de un gángster económico” (Confessions of an Economic Hit Man) se ha convertido en un best-seller traducido a varios idiomas, lo que le ha valido también la participación en diferentes documentales como Zeitgest II y The End of Poverty?

Puede escuchar la entrevista completa que tuvo con Rubén Luengas en radio KPFK por medio del player a continuación. También puede leer algunos extractos destacados de la entrevista más abajo, además de una entrevista previa que Rubén Luengas le hizo en televisión.

Audio de la entrevista.

Rubén Luengas: ¿Podrías compartir con la audiencia que no te conoce, quién es John Perkins? ¿Por qué has escrito tus libros?

John Perkins: Bueno, la verdad es que yo fui un gángster económico (…) Hicimos muchas cosas para coger recursos naturales y humanos de unos países, por ejemplo petróleo. Fuimos allá los “Economic Hit Man”, diciendo a los líderes de esos países, a los presidentes, a los dictadores, que ellos deben recibir préstamos del Banco Mundial, del Banco Interamericano, de estos bancos internacionales, y usar ese dinero para pagar a los Estados Unidos para hacer proyectos de infraestructura, por ejemplo carreteras, aeropuertos, cosas así, en beneficio de los más ricos de esos países.

Pero los países quedaron con muchas deudas que no podían pagar. Entonces después nosotros regresamos a esos países diciendo “buenos, ustedes no pueden pagar esos préstamos, entonces tienen que vender sus recursos a nuestras compañías muy baratos, y sin regulaciones sociales o ambientales”. Y si ellos no aceptan estas condiciones, nuestra gente, los chacales, van a ingresar a su país y van a matar a sus líderes o hacer golpes de Estado.

¿Quiénes son los chacales?

La gente de la CIA usualmente están actuando para intereses privados, las fuerzas especiales, o militares; ellos pueden matar o hacer golpes de Estado.

En tu libro narras el caso de Omar Torrijos de Panamá y Jaime Roldós en el Ecuador, que oficialmente murieron en un accidente aéreo, pero que en realidad dices tú que fueron asesinados porque ellos no quisieron traicionar a sus países y someterse a los lineamientos que ustedes le querían imponer, ¿es cierto?

Es correcto, yo he hablado sobre esto con muchas personas de Ecuador y Panamá, y casi todo el mundo cree, bueno sabe, que fueron asesinados, incluyendo los hijos y la familia de Roldós y Torrijos.

¿Qué pasa cuando los chacales tampoco logran su objetivo? ¿Cuál sería el tercer nivel de depresión?

El tercer nivel sería que entran los militares, el ejército, como lo que hicimos en Irak.

Sobre tu nuevo libro, sobre El Engaño (“Hoodwinked”), en el cual se presentan las verdaderas causas de la debacle económica a nivel mundial. Estaba leyendo que en la gira promocional de este libro muchos estudiantes te han preguntado si el modelo económico de Estados Unidos es un fracaso, ¿qué les respondes?

Bueno, que sí, que es un fracaso. Nosotros sabemos que la economía del mundo es un fracaso. Sabemos que un 5 por ciento de los habitantes del mundo viven en Estados Unidos, mientras consumimos un tercio de todos los recursos del planeta, mientras que la mitad del mundo sufre de hambre y tiene muchos problemas (…) Esto no es un modelo, es un fracaso. Sabemos que ya es la hora de cambiar este tipo de economía porque no está funcionando con éxito, no puede seguir así. Nuestros nietos no pueden seguir viviendo en este tipo de mundo.

Pero qué pasa con los que controlan este modelo económico, este modelo que ganó popularidad internacional en los 80 con el presidente Ronald Reagan y otros líderes mundiales, que abrazaron las doctrinas defendidas por el economista Milton Friedman, que tuvo un papel importantísimo con Pinochet allá en Chile, la señora Thatcher, todo este neoliberalismo deprededador como lo has llamado. ¿Tú crees que los de arriba lo ven como un fracaso o lo ven como algo que se debe preservar y continuar?

Sí, tienes toda la razón, es la verdad que para ellos, para los ricos, para el 1 por ciento de la población mundial, es una cosa muy buena. Ellos se están beneficiando con mucho dinero, con mucho éxito, con mucho poder. Pero para el resto del mundo es un fracaso, tenemos que cambiarlo. Es un tipo de imperialismo más fuerte, más difícil, más peligroso, que el imperialismo de antes, del pasado. Estamos en un tiempo muy peligroso y tenemos que cambiarlo, porque estos ricos están ganando mucho más dinero, mucho más poder, esto no puede funcionar, es un fracaso, no es un mundo sostenible. Nuestros niños y nietos no pueden seguir en este mundo.

0

ent021413

Alberto Athié ya no es parte de la institución a la que pensaba dedicar su vida. Su embestida contra el poderoso padre Marcial Maciel, fundador de Los Legionarios de Cristo, le valió su trabajo, amistades y todo el esfuerzo de años de trabajo.

El ex sacerdote Alberto Athié nos habla de la renuncia del papa Benedicto XVI y del caso del cardenal Roger Mahony, en un detallado análisis de cómo el procedimiento eclesiástico fue omitiendo durante mucho tiempo las miles de denuncias de abusos contra menores en la Iglesia Católica.

No ha sido para nada fácil: Alberto Athié ya no es parte de la institución a la que pensaba dedicar su vida. Su embestida contra el poderoso padre Marcial Maciel, fundador de Los Legionarios de Cristo, le valió su trabajo, amistades y todo el esfuerzo de años de trabajo. Dice que el procedimiento de la Iglesia para atender los casos de abusos sexuales contra menores mantiene el secretismo y no protege a las víctimas.

Reproducimos su entrevista con Rubén Luengas en el programa radial “Contragolpe” de la estación KPFK.

Para escuchar el programa completo /que incluyó también a una activista indocumentada que fue invitada al discurso de la Unión del presidente Obama) HACER CLICK AQUÍ.

Algunos extractos de la entrevista:

Rubén Luengas: ¿Cuál es tu impresión (de la renuncia de Benedicto XVI)?

Alberto Athié: Pues mira, yo sí comparto esa parte que vuelve la sensatez al papado, porque yo creo que ha venido dándose un movimiento que iba concentrando prácticamente todo el tema de valor y credibilidad de la Iglesia en la autoridad del Papa (…) El papado de Juan Pablo II llegó al extremo de que ya el hombre no podía ni hablar ni moverse, estaba en un estado de deterioro total. Sin embargo él decía que él tenía que estar hasta el último instante de su vida hacia el Señor, porque eso era ser el Papa, eso era ser (San) Pedro, seguidor de Cristo hasta el final. Y hace poco el ex secretario particular del papa Juan Pablo II regañó a este papa diciendo que bajo ninguna manera el papa se puede “bajar de la cruz”. Hemos llegado a este extremo de que ser papa es hasta el final y aparte no se puede equivocar por ningún motivo (…) El sucesor de Pedro está sujeto a condiciones de humanidad, de cualquier ser humano que tiene problemas de salud, mental o físicos, pero por otro lado el Papa se puede equivocar, como se equivocó Benedicto XVI en temas muy importantes (…) Él fue parte integral durante muchos años del sistemático encubrimiento de miles de sacerdotes en todo el mundo, de obispos y cardenales que abusaron a niños (…)

En tu opinión, ¿por qué actuó así Benedicto XVI siendo cardenal, de este encubrimiento que comentas?

Yo pienso que, por un lado, tanto él como Juan Pablo II se encontraron con un procedimiento que la Iglesia había venido construyendo durante años y que consultó en los años 60, pero que además el código de derecho canónico asumió como válido (…) Y el primer principio del procedimiento es nadie, bajo ningún motivo, so pena de excomunión, puede denunciar a un victimario, pederasta, violador, abusador, fuera de la autoridad del obispo. Entonces el único canal para una persona que había visto algo era ir a ver al obispo (…) Y empiezan todos estos fenómenos que son conocidos en la historia de los Estados Unidos y en el mundo donde los obispos empiezan a denostar, a denigrar, a despreciar a los que acusaban (…) Si no funcionaban las exhortaciones (llamados a retiros espirituales a los acusados), les cambiaban de parroquia. Además, no debía saberlo ninguna autoridad de la sociedad civil, ningún policía (…)

Cómo ves este aspecto de que todavía hay una resistencia, incluso en ámbitos familiares, donde hay gente que mete la cabeza, que se molesta que uno hable de estos temas e incluso te quitan el habla…

Pues efectivamente, Rubén, yo perdí todos mis servicios al episcopado que tenía en ese momento. Pues como sacerdote cometí muchos errores y muchas situaciones, pero traté de servir a mi Iglesia en México, yo era secretario para la comisión para la paz en Chiapas, secretario de pastoral social, hice de presidente de Caritas internacional (…) en fin, tenía muchos servicios maravillosos que además me llenaban el corazón. Me sacó de todo Norberto Ribera, me sacó de todo, me forzó a aceptar un trabajo a condición y si no lo aceptaba entonces me tenía que salir del país, por lo cual me fui del país, me fui a Estados Unidos, a Chicago. Pero sí definitivamente hubo una represión y (Marcial) Maciel y su caso era el “intocable” de la Iglesia (…)

0

ent020813

En esta ocasión, nos comenta de su nuevo libro: “México en llamas: el legado de Calderón”, en una entrevista para el programa de Rubén Luengas “Contragolpe” por radio KPFK.

La destacada periodista Anabel Hernández nos habla de su nuevo libro, “México en llamas: el legado de Felipe Calderón”, donde examina las sombras del último presidente del PAN.

En mayo de 2011, Anabel Hernández García denunció en televisión nacional que el Secretario General de Seguridad Pública de México, Genaro García Luna, había contratado a policías federales para asesinarla. Sin miedo, con el coraje que otorga la búsqueda de la verdad, la periodista mexicana se ha infiltrado en los más oscuros y corruptos pasillos del poder, causando gran conmoción en cada uno de sus libros, entre ellos, la controversial obra “Los señores del narco”.

En esta ocasión, nos comenta de su nuevo libro: “México en llamas: el legado de Calderón”, en una entrevista para el programa de Rubén Luengas “Contragolpe” por radio KPFK de Los Angeles, California, donde declara que Felipe Calderón llegó a reunirse personalmente con narcotraficantes. Haga click en el player para escuchar la entrevista completa. Abajo hemos transcrito algunos pasajes destacados:

Rubén: Estuve hojeando (el libro) y evidentemente al llegar a las fotografías, me impresionó muchísimo esa fotografía donde está el gober precioso, Peña Nieto, dices tú en el libro que esta junta fue en el rancho de Vicente Fox en 2009 (…)

Anabel: Así es Rubén, fíjate que esta fotografía me la envío gente muy cercana a Fox, porque estaban realmente pues entre impresionados y escandalizados cómo Fox estaba tejiendo, durante todo el sexenio de Felipe Calderón, su alianza con el PRI (…)

Hay un evento que ocurrió previo a las elecciones del 2012, el año pasado, que nadie conoce y que yo revelo en este libro. Que es cuando estaba toda la etapa de preselección de candidatos del PAN, Vicente Fox se presenta en el Comité Ejecutivo Nacional de ese partido con su esposa Martita Sahagún. Ya la recordaremos todos como la primera dama nefasta, con una gran cola de corrupción detrás (…) Fox y Martita se presentaron en la elección del PAN para proponer que no fuera Josefina Vázquez Mota ni Santiago Creel ni ninguno de esos el candidato a presidente, sino que fuera Martita. Y como por supuesto en el PAN los mandaron por un tubo, les dijeron cómo es posible, cómo se les puede ocurrir que una mujer con tal desprestigio pueda ser nuestra candidata, es que finalmente Vicente Fox decide dar el paso, cruza ese puente, y se lanza con todo a favor de Peña Nieto (…)

Este nuevo libro, ¿qué le agrega al de “Los Señores del Narco”?

Este libro, por llamarlo de alguna manera, completa la trilogía de investigaciones que hice durante todo el sexenio de Felipe Calderón (…) El primer libro que escribí sobre él, sobre sus corruptelas, sobre sus nexos con Juan Camilo Mouriño, con Genaro García Luna, y los primeros indicios de García Luna involucrado con la delincuencia organizada, fue en “Los cómplices del presidente” que publiqué en el 2008.

Después en el año 2010, publiqué “Los Señores del Narco”, que fue una investigación muy profunda sobre los orígenes del narcotráfico, cómo México llegó a esta situación en la que estamos hoy sumergidos de violencia, de narcotráfrico, de impunidad, de prácticamente narco-Estado. Y también hablo de esta falsa guerra de Calderón, de cómo estas matanzas, de toda esta ingobernabilidad, todo este supuesto embate contra el narcotráfico, no era otra cosa que para proteger al “Chapo” Guzmán, y golpear a los enemigos del “Chapo” Guzmán”, y hay que agregar que lo hizo con cierta eficacia.

Y entonces el libro “México en llamas”, es justamente estos dos últimos años del sexenio de Felipe Calderón, que habla de la personalidad incluso decadente de este hombre, que para mí es inexplicable que pueda tener algún alumno en Harvard (…) Hablo de cómo Calderón fue el principal enemigo del PAN en estas elecciones pasadas, el principal enemigo de Josefina Vázquez Mota. El que la derrotó antes de que fuera la elección presidencial, no fue Peña Nieto, no fue Andrés Manuel López Obrador, sino el continuo sabotaje de Felipe Calderón (…)

Harwy Goitia, desde San Bernardino: Impresionante el testimonio de Anabel, yo quisiera preguntarle ¿qué papel está jugando Carlos Salinas de Gortari en lo que nos está narrando?

Tu pregunta es clave y me permite hablar de otra parte del libro de “México en llamas”. Uno de los personajes más siniestros del gobierno de Felipe Calderón, a quien yo denuncié desde el 2007 hasta a la fecha, es el ex Secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, quien se enriqueció de manera ilícita (…) Hay decenas de declaraciones ministeriales en la Procuraduría General de la República que lo imputan por haber recibido dinero de narcotraficantes y bandas de secuestradores (…)

¿Por qué sale a colación este nombre y por qué es importante Carlos Salinas de Gortari en esta historia? Porque Genaro García Luna, en los últimos meses del gobierno de Felipe Calderón, fue a negociar su impunidad con la única persona que se la podía garantizar y fue justamente con Carlos Salinas de Gortari (…) a cambio de estar dándole información clave del gobierno de Felipe Calderón y de la carrera presidencial (…) le funcionó tan bien su pacto con Salinas, que hoy está tomando limonada en Miami Beach.

Redacción “Entre Noticias”

Crédito foto: Heinrich-Böll-Stiftung


Coach Sneakers Louis Vuitton Sac Occasion France Outlet Peuterey Puglia Piumino Woolrich Air Jordan Junior Pas Cher Stivali UGG Rossi Air Max Tn Shox Pas Cher Doudoune Moncler Nantes Femme Capuche Lavaggio Piumini Moncler Outlet Gucci Incisa Borsa Gucci Nuova Coach Outlet Jackson Nj Chaussures Christian Louboutin Prix Kit Entretien Bottes Ugg