El arte como antídoto de la tortura – videocolumna con Rubén Luengas

0

Thumb

Héctor Aristizábal, actor y Francisco Letelier, pintor muralista, llevan a cabo una misión, la de llevar hasta aquellos que lo necesitan, el reconfortante poder del arte. La tortura ha sido durante la historia de la humanidad, esa herramienta que utiliza el poder para callar las voces de aquellos que les resultan incómodos. Aquellos que han atravesado por esos traumáticos procesos de tortura, padecen posteriormente secuelas, sí físicas, pero las psicológicas son las más difíciles de llevar. Las primeras sanan, las segundas tienen un desarrollo muy diferente. Héctor y Francisco representan la voluntad de sacar adelante por medio de la expresión artística a todo aquel que necesite sanar de los estragos que la tortura pudieran ocasionarle a la víctima, y así lograr continuar con una vida plena. La videocolumna de esta semana.

 

 

Redacción / Entre Noticias

Sin comentarios

Responder