El “lobby secreto” de Trump que busca beneficiarse de la desintegración de Irak

0

Misiles por aquí y bombas por allá, mientras fuera de la atención pública y del escrutinio e interés de los medios de información, Tump ha adoptado un plan para desmembrar Irak , lo que significa la obtención "grandes beneficios económicos" para los integrantes de esa red, que incluye a la ExxonMobil

investigación

“Todo es acerca de redes de influencia, intereses creados, y acerca de la manipulación de la opinión pública”. (Nafeez Ahmed)

Investigación de Nafeez Ahmed.

Ex funcionarios de la administración Bush, con inclinaciones hacia las posturas de Donald Trump, “han forjado una alianza secreta con un ex contratista privado iraquí del Pentágono que es miembro de una de las dinastías más ricas de Irak”, nos dice el investigador radicado en Londres, Nafeez Ahmed.

Según Ahmed, esta red se ha conectado íntimamente a entidades de Cambridge Analytica (la empresa de tecnología que trabajó para la campaña electoral de Trump), que han patrocinado a ISIS y otros militantes islamistas. La red, dice Ahmed, se ha conectado también a ExxonMobil y los hermanos Koch – que buscan beneficiarse de la ruptura de el país árabe ubicado en la antigua Mesopotamia.

“Si desea usted echar un vistazo hacia el interior de la forma en que el Estado Profundo 2.0 está trabajando bajo Donald Trump, todo es acerca de redes de influencia, intereses creados, y acerca de la manipulación de la opinión pública: en Estados Unidos e Irak, en particular. Pero también se trata de petróleo, materias primas y de cómo, en cierto modo, las tensiones sectarias representan sólo la superficie de operadores más profundos de los conflictos”.

 
Por medio de la revisión de documentos, de hablar con diferentes fuentes, y la auscultación de los oscuros registros públicos, INSURGE intelligence fue capaz de seguir un hilo que hasta ahora sólo había sido intuido: ¿Qué está impulsando el pensamiento de la administración Trump en Irak, un país que invadimos y ocupamos en 2003, y en el que todavía estamos pelando una guerra sin fin “contra el terrorismo?

Una ventana para la obtención de una respuesta, proviene dice Ahmed, de una red estadounidense-iraquí poco conocida que opera al frente de un grupo de campaña “supuestamente patriótica” estadounidense”. La red estuvo activa durante la segunda mitad de 2016, coincidiendo con la etapa final de la campaña presidencial en Estados Unidos, centrada en oponerse a la política hacia Irak del presidente Obama.

El foco de su actividad es a través de una organización llamada Committee to Destroy ISIS (Comité para Destruir ISIS), creada en julio de 2016 por Sam Patten.

Patten sirvió en la administración de George W. Bush como asesor de alto nivel en el Departamento de Estado de 2008 a 2009, habiendo sido anteriormente coordinador de la campaña presidencial de Bush en el 2000.

En octubre de 2016, la Comisión de Patten para destruir ISIS proporcionó apoyo financiero al Instituto Hudson, con sede en Washington DC think-tank conservador con lazos directos con el equipo de transición Trump, para producir un informe que pide la disolución de Irak en base a líneas sectarias.

Las implicaciones de la conexión entre Patten y el informe del Instituto Hudson fueron reveladas en primera instancia por Ali Hadi al-Musawi en octubre de 2016 para 1001IraqiThoughts.

El informe, West Iraq: The Search for Leaders and Leverage , se describe como un ‘estudio de viabilidad’ del oeste de Irak convertirse en un pequeño estado sunita independiente o autónomo. La propuesta acabaría dando la vecina Arabia Saudita influencia significativa en el pequeño estado previsto: informe

 
La idea de dividir Irak no es nueva, señala la investigación de Ahmed. Fuentes de alto nivel en Jordania afirmaron que funcionarios de la administración Bush discutieron activamente por sobre un vago plan negociado por el vicepresidente Dick Cheney y el subsecretario de Defensa Paul Wolfowitz, un año antes de la invasión de 2003. Los funcionarios hablaron de la ingeniería de la partición sectario de Irak en tres entidades autónomas para suníes, kurdos y chiíes. Esto, se preveía, que hiciera más fácil para los Estados Unidos el control de Irak y el acceso a las regiones ricas en petróleo.

Dividir Irak en tres partes: ¿Sólo un proyecto de los republicanos?

La respuesta es no. En 2006, Joe Biden, como el demócrata de mayor rango en el Subcomité de Relaciones Exteriores del Senado, defendió la división de Irak en tres según las divisiones sectarias ya mencionadas:

The senior Democrat on the Senate Foreign Relations Committee proposed Monday that Iraq be divided into three separate regions — Kurdish, Shiite and Sunni — with a central government in Baghdad. (NBC News)

 
El autor principal del informe del Instituto Hudson es Michael Pregent, un ex asesor de inteligencia al servicio del general David Petraeus que sirvió en Irak.

Para saber más sobre esta investigación, Entre Noticias le sugiere ir a la publicación original en inglés, misma que describe los nexos entre los hermanos Kock-Bush-Trump , entre otras importantes revelaciones, como el papel desempeñado en este contexto por la empresa ExxonMobil, cuyo CEO Rex Tillerson, es ahora el el secretario de Estado en la administración del presidente Trump.

Sobre el autor Nafeez Ahmed

Es un autor británico bestselling, periodista de investigación y académico en asuntos de seguridad internacional. Es director ejecutivo del Instituto de Políticas de Investigación y Desarrollo, y autor de la Guía del Usuario para la Crisis de la Civilización, entre otros libros. Escribe para The Guardian sobre geopolítica del medio ambiente, la energía y las crisis económicas en su blog Earth insight

En inglés

Dr Nafeez Ahmed is a bestselling author, investigative journalist and international security scholar. He is executive director of the Institute for Policy Research & Development, and author of A User’s Guide to the Crisis of Civilization among other books. He writes for the Guardian on the geopolitics of environmental, energy and economic crises on his Earth insight blog.

Sin comentarios

Responder