Cuando dijeron en EU que el embajador Sarukhan era “nuestro empleado”

0

Arturo Sarukhan fue embajador de México en Estados Unidos durante el gobierno de Felipe Calderon y en 2012 la presidenta del Centro Wilson dijo públicamente que pensaban en él más que como embajador, como "nuestro empleado" por el mucho tiempo que pasaba “involucrado de manera profunda en nuestros programas y conversaciones“.

¿Podría alguna organización de México referirse a un embajador de Estados Unidos en México diciendo que se le ve más que como un embajador, como “nuestro empleado”?

Vi recientemente un video que me llamó mucho la atención, debido a que en él, la presidenta del Woodrow Wilson Center, Jane Harman, se refiere en julio de 2012 al entonces embajador de México ante los Estados Unidos (EU), Arturo Sarukhán, como “mi hermano“, afirmando que se trataba del “mejor embajador que ha enviado México a EU“; y luego lo verdaderamente sorprendente, cuando la excongresita demócrata dice que en el Wilson Center “pensamos en Sarukhán, más que como un embajador, como nuestro empleado“, por que pasa mucho tiempo “involucrado de manera profunda en nuestros programas y conversaciones“.

Jane Harman renunció al Congreso el 28 de febrero de 2011 para unirse al Woodrow Wilson Center como su primera Presidenta (CEO), habiendo servido como legisladora en todos los comités de seguridad importantes: seis años en Servicios Armados, ocho en inteligencia, y ocho en Homeland Security (Seguridad de la Patria).


Arturo Sarukhán junto a Jane Harman, la esposa de Sarukhán, Verónica (en rojo) y Tony Podesta

En 2009 Harman estuvo envuelta en un supuesto caso de espionaje israelí al revelarse que las escuchas telefónicas de la National Security Agency (NSA) interceptaron una conversación telefónica en el año 2005 entre Harman y un agente del gobierno israelí, en la cual Harman, accedía supuestamente a presionar al Departamento de Justicia para reducir o eliminar cargos criminales contra dos empleados del American Israel Public Affairs Committee (AIPAC), (Comité Americano Israelí de Asuntos Públicos), a cambio de un mayor apoyo para su campaña buscando presidir el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes.

En abril de 2009 circulaban encabezados como este: Congresista demócrata de EE.UU. envuelta en caso de espionaje israelí.

“El caso explotó luego que la publicación Congressional Quarterly y The New York Times, señalaran que, según las investigaciones del FBI y la NSA, un agente israelí intentó conseguir con Harman que intercediera por Rose y Weissman, ex funcionarios del American Israel Public Affairs Comitte (AIPAC), el mayor grupo de lobby israelí en EE.UU., a cambio de nombrarla presidente de la Comisión de Inteligencia”.

 
La investigación agrega que para lograr ese objetivo, el agente israelí usaría la influencia del multimillonario estadounidense-israelí Haim Saban, gran donante en la política local, para presionar a Nancy Pelosi, líder demócrata en el Congreso, y que ésta nombrara a Harman en el cargo, publicó el diario chileno El Mercurio.

Harman negó las acusaciones y en junio de 2009 recibió una carta del Departamento de Justicia declarándola libre de ser investigada por la División Criminal. A pesar de que los cargos de espionaje fueron retirados a los dos empleados de AIPAC, contra los deseos del FBI, Harman no consiguió la presidencia de la Comisión de Inteligencia.

En septiembre de 2010 se publicaba, dicho sea de paso, que la congresista más rica en ese entonces era justamente Jane Harman:

“La parlamentaria más rica de EE.UU. es Jane Harman, quien ocupa el tercer puesto dentro del ranking. Las arcas de la representante demócrata de California crecieron en 2009 hasta los 153 millones de dólares debido a un aumento en el valor de una de las empresas de su marido en el holding Harman International Industries”.

 
En marzo de 2013 se daba a conocer que, Arturo Sarukhán, a quien Harman llama “mi hermano” y quien era visto por el Wilson Center más como “un empleado que como embajador“, sería el director de Global Solutions, una nueva compañía global de gestión de riesgo y estrategias del Grupo Podesta, cuyo fundador y presidente de la junta directiva es Tony Podesta, hermano de John Podesta, expresidente de la campaña presidencial de Hillary Clinton en 2016.

Video: minuto 2 con 20 segundos.

¿Podría alguna organización de México referirse a un embajador de Estados Unidos en México de la misma manera, diciendo que se le ve más que como un embajador, como “nuestro empleado”?

Lo aquí descrito ocurrió hace cinco años, con Barack Obama en la Casa Blanca. Ahora con Donald Trump, ¿cómo serán vistos en Washington los miembros de la “diplomacia” mexicana y quienes “negocian” en secreto los nuevos términos del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica?

Rubén Luengas/Entre Noticias

¿Tienes alguna opinión?. Escríbela a continuación, siempre estamos atentos a tus comentarios.

Sin comentarios

Responder