La CIA habría dicho a Trump que Bashar al-Assad no realizó ataque químico

El periodista de investigación Robert Parry se pregunta si el director de la CIA fue marginado por Trump por haberle dado un reporte distinto al de la acusación contra el gobierno sirio.

equipo

¿Será que Trump le hizo más caso a su hija Ivanka que al director de la CIA para llevar a cabo el ataque contra Siria?

El respetado periodista de investigación Robert Parry, se pregunta dónde estaba el director de la CIA Mike Pompeo y otros oficiales de inteligencia en la reunión del presidente Donald Trump con sus asesores para evaluar su decisión de atacar Siria con misiles Tomahawk.

“Antes de que la foto fuera difundida el viernes, una fuente me dijo que Pompeo había informado personalmente el 6 de abril a Trump, sobre la creencia de la CIA en el sentido de que el presidente sirio Bashar al-Assad, probablemente no era responsable del incidente letal con gas venenoso ocurrido dos días antes en el norte de Siria, y que por esa razón Pompeo fue excluido de la reunión una vez que Trump tomó una decisión contraria”.

Parry, quien en la década de los 80 sacó a la luz pública información que se buscaba mantener oculta sobre el escándalo Irán-Contras, confiesa que se encontraba confundido ante la información contradictoria, una vez que el secretario de Estado Rex Tillerson y otros altos funcionarios estadounidenses declaraban con bastante seguridad que Assad era el responsable del ataque químico en Siria.

Por muy extraña que había sido la administración Trump en sus primeros meses, a Parry le costaba trabajo creer que el presidente hubiese escuchado los puntos de vista de la CIA para luego dejar fuera de una reunión tan importante a su director, antes de lanzar un ataque contra un país que no representa amenaza alguna para Estados Unidos.

“Por mucho que Trump se beneficiaría políticamente actuando de forma agresiva atacando a Siria – ganando así incluso los elogios de sus críticos más duros – la idea de que ignorara las opiniones de la comunidad de inteligencia de Estados Unidos sobre un tema de guerra o paz, fue algo que me parecía difícil de de creer”.

 
Lo concreto, según la fuente de Robert Parry, es que el director de la CIA, Mike Pompeo “había informado a Trump personalmente que la evaluación de los analistas de inteligencia indicaba que las fuerzas de Assad no eran responsables del presunto ataque intencional con armas químicas pero, con Pompeo marginado de la reunión general con los asesores del presidente, Trump habría transmitido su propia versión del reporte de inteligencia a su personal”.

En dicha reunión estaban el secretario de Estado Tillerson, el asesor de Seguridad Nacional HR McMaster, el jefe de la Casa Blanca Reince Priebus, el asesor estratégico Steve Bannon, el yerno del presidente Jared Kushner, esposo de su hija Ivanka y una variedad de otros funcionarios, entre ellos algunos asesores económicos que estaban en Mar -a-Lago en Florida para la reunión con el presidente de china, Xi Jinping, pero no los oficiales de los servicios de inteligencia, como Pompeo o el director de Inteligencia Nacional Dan Coats.

El periódico The New York Times publicó de hecho una nota sobre “la rareza” de la reunión de Trump con sus asesores sin la presencia de los especialistas en inteligencia.

¿Será que Trump le hizo más caso a su hija Ivanka que al director de la CIA para llevar a cabo un ataque que según el gobierno sirio cobró también la vida de personas inocentes?

ivankita

En una entrevista con el diario ‘The Daily Telegraph’, su hermano Eric Trump declaró recientemente que está “seguro” de que Ivanka alentó la decisión de su padre de bombardear una base militar Siria la pasada semana:

“Ivanka es madre de tres hijos y tiene influencia”, subrayó Eric Trump durante la entrevista. Después de la ofensiva tóxica, la primera hija del presidente señalaba que estaba “indignada y con el corazón roto por las imágenes que llegan de Siria tras el ataque químico”.

 
Mucho más irá saliendo sobre las motivaciones reales que tuvo Donald Trump para atacar a Siria. Por lo pronto a nivel interno, Trump obtuvo de inmediato el apoyo de republicanos y demócratas, tal como lo señalara el argentino Atilio Borón: “Quien antes aparecía como un peligroso neofascista o un incompetente populista, emergió de los escombros de la base aérea de Al Shayrat como un sabio estadista que hizo lo que debía hacer”.

Esta ha sido la primera orden militar directa de Trump para hacer uso de la fuerza desde que llegó a la Casa Blanca, ya que otras operaciones en Siria, Yemen e Irak se llevaron a cabo bajo autorización delegada a sus mandos militares.

“Es más fácil engañar a la gente, que convencerlos de que han sido engañados” (Mark Twain)

Bien vale la pena refrescar un poco la memoria volviendo a escuchar con qué facilidad y cinismo se le ha mentido en el pasado reciente al pueblo estadounidense, entre pronunciamientos de algunas verdades como cuando Hillary Clinton reconocía descaradamente que Irak significaba una oportunidad para hacer negocios.

Video de Entre Noticias: “Vamos a contar mentiras”


 
Redacción/Entre Noticias

Sin comentarios

Responder