Sykes-Picot: la raíz del engaño y la barbarie en Medio Oriente

0

No es comprensible la situación actual en Siria, Palestina, Irak y la cuna de la civilización humana sin entender la intervención de las potencias occidentales en la región tras el fin de la Primera Guerra Mundial

Sin título

El acuerdo colonial adoptó el nombre de Sykes-Picot por el nombre de los negociadores de la firma, Mark Sykes y François Georges-Picot.

Es imposible entender lo que pasa hoy en Medio Oriente, sin conocer y comprender lo que fue y significó para esa región y para el mundo, lo que conocemos como el acuerdo Sykes-Picot.

El acuerdo Sykes-Picot fue un pacto secreto entre Gran Bretaña y Francia, con el consentimiento de la Rusia aún pre-soviética, para el reparto de las posesiones del Imperio Otomano en Medio Oriente tras la Primera Guerra Mundial. Ratificado en mayo de 1916, el acuerdo estipulaba que —pese a las promesas realizadas a los árabes a cambio de su levantamiento contra los turcos— Siria, Irak, Líbano y Palestina se dividirían en áreas administradas por británicos y franceses.

El acuerdo tomó su nombre de sus dos principales negociadores, Sir Mark Sykes (por Gran Bretaña) y Georges Picot (por Francia). Los términos del pacto fueron detallados en una carta que el embajador francés en Londres, Paul Cambon, envió al ministro de Exteriores británico, Edward Grey, el 9 de mayo de 1916, y confirmados unos días después en la carta con la que Grey contestó a Cambon.

Antes del inicio de la Primera Guerra Mundial, la zona que ahora ocupan los países de Siria, Irak, Líbano, Israel y Palestina formaba parte del otrora imponente Imperio Otomano. El inicio de la deflagración mundial trastocó para siempre la conformación de Medio Oriente. La alianza de Constantinopla con Alemania alimentó en las potencias a las que se enfrentaban, Gran Bretaña, Francia, Rusia e Italia, las ansias coloniales que permitirían la derrota otomana en la confrontación.

En el origen de todo lo que está pasando hoy Medio Oriente hay una palabra clave: engaño.

npq0027

“No siempre han hecho faltas excusas o pretextos para intervenir en Oriente Medio. La historia reciente de la zona es el relato de la influencia occidental en la región. Una zona tejida con fronteras de escuadra y cartabón por acuerdos coloniales que no tuvieron en cuenta la lengua, la cultura y el conglomerado de tribus y clanes que habitaban la zona desde tiempos inmemoriales. La denominación de medio oriente es ya un símbolo de la visión etnocentrista europea. No es comprensible la situación actual en Siria, Palestina, Irak y la cuna de la civilización humana sin entender la intervención de las potencias occidentales en la región tras el fin de la Primera Guerra Mundial”.

Lo anterior es un fragmento del texto de Antonio Maestre titulado: “Sykes-Picot, el origen de la intervención occidental en el polvorín de Siria“, publicado en lamarea.com y cuya lectura recomendamos ampliamente.

Este es precisamente el contexto del surgimiento de Thomas Edward Lawrence, más conocido como Lawrence de Arabia, un arqueólogo, militar y escritor que se convirtió en héroe británico de la I Guerra Mundial al liderar la sublevación de las tribus árabes contra el imperio otomnano, pero que llegaría más tarde a la conclusión de que había ayudado en realidad a traicionar a los árabes. La consumación de esa traición, fue precisamente el acuerdo secreto Sykes-Picot por el que Francia y Gran Bretaña se repartirían el pastel del Medio Oriente, obtenido tras la Primera Guerra Mundial.

Arabia

Thomas Edward Lawrence, mejor conocido como Lawrence de Arabia

Entre Noticias/Diciembre 2015

¿Tienes alguna opinión?. Escríbela a continuación, siempre estamos atentos a tus comentarios.

Sin comentarios

Responder