Trump despide a su jefe de comunicación a sólo diez días de haberlo nombrado

Durante sus diez días en el cargo, Scaramucci desplegó un controversial estilo. En una llamada a un reportero de la revista The New Yorker, calificó a Reince Priebus, hasta hace algunos días jefe de gabinete de Trump, como un “jodido paranoico esquizofrénico”.

vocerotrump

Un caso más a estos niveles de la “política” en el que las palabras sirven para ocultar los hechos

Justo cuando Donald Trump decía en su cuenta de Twitter que “no hay caos en la Casa Blanca” y rechazaba las críticas por la reciente renovación de su equipo de comunicación y jefe de gabinete, el presidente de Estados Unidos dispuso la salida de Anthony Scaramucci de su cargo de director de Comunicaciones, diez días después de haberlo designado, y horas más tarde de la jura del general en retiro John Kelly como nuevo jefe de gabinete, quien según The New York Times, habría sido el propio Kelly quien le solicitara a Trump la salida de Scaramucci como una de sus primeras medidas tras asumir su cargo.

El breve período de Scaramucci en el cargo estuvo marcado por polémicas declaraciones y una agresiva guerra contra las filtraciones de información.

“Anthony Scaramucci abandonará su papel como director de comunicación de la Casa Blanca. Scaramucci cree que lo mejor es darle la oportunidad al nuevo jefe de gabinete de empezar de nuevo y construir su propio equipo. Le deseamos lo mejor”, informó en un comunicado la vocera de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

 
Kelly considera que Scaramucci no era lo suficientemente disciplinado y había perdido credibilidad, según apuntó la cadena de televisión CNN. Por otro lado, ABC Newsinformó que fue Scaramucci quien ofreció su renuncia.

Durante sus diez días en el cargo, Scaramucci desplegó un controversial estilo. En una llamada a un reportero de la revista The New Yorker, calificó a Reince Priebus, hasta hace algunos días jefe de gabinete de Trump, como un “jodido paranoico esquizofrénico”. Otras frases contra quien durante por seis meses evitó su llegada a la casa de gobierno, no fueron reproducidas por su alto contenido en groserías, según publicaron diferentes medios.

Steve Bannon, estratega jefe de Trump, también recibió una una buena descarga del estilo dicharachero del efímero director de comunicaciones. “No soy Steve Bannon, no estoy tratando de mamármela. No estoy tratando de construir mi propia marca a costa de la fuerza del presidente. Estoy aquí para prestar servicio a mi país“, dijo en el polémico artículo del New Yorker.

Scaramucci había prometido “medidas espectaculares” para parar las filtraciones políticas. Lo que finalmente no pido frenar fue su despido.

Entre Noticias/Agencias

¿Tienes alguna opinión?. Escríbela a continuación, siempre estamos atentos a tus comentarios.

Sin comentarios

Responder