Murió niño de tres años cuya familia fue baleada por soldados sauditas

0

Activistas de derechos humanos condenaron a las fuerzas sauditas por haber abierto fuego contra un niño pequeño y pidieron una investigación independiente sobre el tiroteo.

¿Y qué dice sobre esto la llamada ‘comunidad internacional’?

Sajaad Mohamed Abu Abdallah, habría cumplido cuatro años de vida en octubre, pero murió el miércoles después después de dos meses de sufrimiento, tras haber sido herido el 12 de junio por las tropas saudíes durante el Ramadán, en las calles de su ciudad natal, Awamiyah, una ciudad de mayoría chiíta ubicada en el este de Arabia Saudita.

Los disparos de los soldados hirieron a Sajjaad en el torso y la mano derecha mientras permanecía sentado en el coche de su familia. Los testigos dicen que no había enfrentamientos en la zona cuando las fuerzas de seguridad abrieron fuego disparando municiones reales contra el automóvil.

Amawiyah ha sido sitiada por su propio gobierno desde mayo. Los residentes dicen que entre 12 y 25 personas han muerto por bombardeos y disparos de francotiradores. Las imágenes de satélite muestran que partes de la ciudad han sido completamente aplanadas y reducidas a escombros.

El gobierno saudita sostiene que la ciudad, de 400 años de existencia, debe ser demolida porque los terroristas y los traficantes de drogas están utilizando sus edificios abandonados como escondites.

La ONU ha exigido que las autoridades sauditas “detengan inmediatamente la demolición del patrimonio cultural y las casas históricas, y restauren los derechos humanos de sus ciudadanos“.

Activistas de derechos humanos condenaron a las fuerzas sauditas por haber abierto fuego contra un niño pequeño y pidieron una investigación independiente sobre el tiroteo.

Los rayos X proporcionados por la familia muestran varios fragmentos de proyectil que permanecieron en el torso del niño hasta el momento de su muerte

Mientras ha habido violencia periódica en Awamiyah, incluyendo coches bomba y ataques a la policía en la región desde 2011, cuando en el contexto de la llamada “primavera árabe” se generaron protestas pidiendo igualdad para los ciudadanos chiíes, que son minoría en ese país, una situación de asedio se desarrolló contra ellos en mayo después de los intentos por desalojar a los residentes de Awamiyah, generándose así enfrentamientos violentos desde hace tres meses.

Según reporta el periódico The Independent, la dimensión del conflicto militarizado entre el Estado y sus ciudadanos no tiene precedentes, dijo Human Rights Watch anteriormente al diario británico.

¿Tienes alguna opinión?. Escríbela a continuación, siempre estamos atentos a tus comentarios.

Sin comentarios

Responder