Según el alcalde, los Mossos tratan de aclarar porqué no denunció el robo con anterioridad y se sospecha de que su hermano pequeño podría haberle sustraído la documentación y estar supuestamente implicado en el ataque.

Las autoridades habían descrito que uno de los atacantes era un individuo de 1,70 cm, que vestía una camisa de color blanca con rayas azules. Los terroristas arrollaron a decenas de personas con una camioneta blanca.

Un individuo que se ha identificado como Driss Oukabir Soprano ha acudido esta tarde a la comisaría de los Mossos d’Esquadra de la localidad de Ripoll (Girona), dónde reside, y ha denunciado el robo de su documentación. Antes, las fuerzas policiales habían difundido la imagen de esta persona como presunto autor del ataque terrorista ocurrido en Las Ramblas, Barcelona. Por lo tanto, la imagen difundida no se correspondería con el autor real.

Según ha asegurado el alcalde de la localidad, Jordi Munell, el hombre que se ha presentado como Driss Oukabir ha explicado a los agentes que al ver su fotografía en los medios de comunicación ha acudido a la comisaría y ha explicado allí que le habían robado su documentación, así como ha aclarado que en el momento del ataque se encontraba en Ripoll. El alcalde añade que Driss Oukabir es una persona bien conocida en la localidad.

Según el alcalde, los Mossos tratan de aclarar porqué no denunció el robo con anterioridad y se sospecha de que su hermano pequeño podría haberle sustraído la documentación y estar supuestamente implicado en el ataque. Esta sospecha la ha confirmado también la ex alcaldesa del municipio y diputada en el Congreso, Teresa Jordà. El hermano de Driss responde al nombre de Moussa Oukabir, residente en Barcelona y de 18 años.

Las autoridades lo habían identificado y habían distribuido entre sus unidades la fotografía de este sospechoso para colaborar en su detención. Oukabir es de nacionalidad francesa, pero residente en la localidad catalana de Ripoll.

La red social Facebook ha cerrado una página en la que previamente se podía ver que en la última foto el joven colgó el pasado día 15 de agosto, aparecía sentado en una playa, bajo una sombrilla, con unos auriculares de música. Al parecer, en la playa estaba acompañado por otra persona, pues se apreciaban dos toallas y dos pares de zapatos.

La página de Facebook de Oukabir recibió, después de ser identificado por la Policía, numerosos insultos y amenazas, entre los que algunos usuarios se mostraban sorprendidos porque, de entre las páginas de las que era seguidor, en una figuraba como postulante al cuerpo de la Guardia Civil.

Las autoridades habían descrito que uno de los atacantes era un individuo de 1,70 cm, que vestía una camisa de color blanca con rayas azules. Los terroristas arrollaron a decenas de personas con una camioneta blanca.

Según detallaron los testigos, el conductor se desplazó 600 metros sobre el carril central, desde la Plaza Catalunya hasta el Liceo. El conductor iba “haciendo eses y a mucha velocidad para intentar atropellar a todo lo que podía”, según relataron varios testigos a El Periódico.

Hasta el momento se reportaron 13 muertos y más de 50 heridos.

Tras el ataque, los hombres se dieron a la fuga. Se cree que uno de los ellos se atrincheró en un restaurante turco cercano al popular mercado La Boquería.

Por su parte, los Mossos han adelantado que no hay nadie atrincherado en ningún bar de la capital condal, como se creía en un primer momento.

Además se ha detenido a una segunda persona, sobre la que hasta el momento no se han facilitado datos.

 

Entre Noticias/Agencias

 

Te podría interesar:

IMÁGENES FUERTES: Barcelona, España: atropello masivo causa terror en Las Ramblas

 

Fuentes policiales identifican al sospechoso con el nombre de Driss Oukabir, que según su perfil en las redes sociales es originario de Marsella (Francia) y que reside en Ripoll (Girona).

ACTUALIZACIÓN:
«Información en el siguiente vínculo»
Sospechoso de atentado en #LasRamblas, #Barcelona afirma sus documentos fueron robados

Fichado por la policía, es residente legal en España y nació en 1989 en Marruecos. ha sido detenido.

Los Mossos d’Esquadra han detenido a un sospechoso del atentado de La Rambla de Barcelona. Fuentes policiales identifican al detenido con el nombre de Driss Oukabir y apuntan a que podría ser el conductor de la furgoneta con la que esta tarde se ha atropellado a decenas de personas en La Rambla.

Según su perfil en las redes sociales, Oukabir es originario de Marsella (Francia) y reside en Ripoll (Girona). El joven dispone de un documento de residencia en España, un NIE.

Al parecer, según fuentes policiales, Driss Oukabir sería también la persona que habría recogido en la localidad barcelonesa de Santa Perpetua de la Mogoda la furgoneta que se empleó en el atentado.

Driss Oukabir estaba fichado por la policía y pasó un tiempo en la cárcel de Figueres, de donde había salido en 2012. Según fuentes policiales residía en Ripoll y había alquilado la furgoneta del atropello en Santa Perpètua. (El País)

 

El periódico El País ha tenido acceso al audio de la grabación en el que la policía de Barcelona informaba del atropello ocurrido en el centro de la ciudad. La grabación daban cuenta de un “arrollamiento” en la zona alta de Las Ramblas y el autor, según este audio, era un individuo de un metro y setenta centímetros, vestido con una camisa de color blanco y rayas azules. La llamada tenía lugar solo unos minutos después del atropello.

El conductor de la furgoneta conducía el vehículo haciendo eses para intentar atropellar a la mayor cantidad posible de peatones. Así lo ha asegurado uno de los testigos presenciales del atentado de este jueves.

Vi al conductor que manejaba el coche en zigzag, tratando de infligir el mayor daño posible“, ha relatado un turista francés a la cadena televisiva BFMTV, que cuenta que el pánico invadió a la gente, que comenzó a correr a buscar refugio en los restaurantes cercanos.

El conductor del vehículo embistió a los transeúntes que caminaban por uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad española.

El conductor del vehículo, de color blanco, huyó a pie del lugar tras el atropello, según indicaron a EFE fuentes cercanas a la investigación de los hechos, donde la Policía y los equipos de emergencias sanitarias desplegaron un amplio dispositivo y acordonaron la zona.

Una camioneta atropelló hoy a varias personas que paseaban por las Ramblas de Barcelona, una de las calles más emblemáticas y turísticas del centro de esta ciudad española, según informó la Policía regional de Cataluña.

El conductor del vehículo, de color blanco, huyó a pie del lugar tras el atropello, según indicaron fuentes cercanas a la investigación de los hechos, donde la Policía y los equipos de emergencias sanitarias desplegaron un amplio dispositivo y acordonaron la zona.

Los Mossos d’Esquadra han publicado un tuit en el que informan de que “se acaba de producir un atropello masivo en Las Ramblas de Barcelona, por parte de una persona a bordode una furgoneta. Posiblemente, varios heridos.

Con el impacto de los hechos algunos que presenciaron la situación han comentan en Twitter que se trata de un atentado terrorista, aunque no hay nada confirmado hasta el momento. Usuarios en Twitter reportan gente corriendo por las calles .

El conductor del vehículo, de color blanco, huyó a pie del lugar tras el atropello, según indicaron a Efe fuentes cercanas a la investigación de los hechos, donde la Policía y los equipos de emergencias sanitarias desplegaron un amplio dispositivo y acordonaron la zona.

Han comenzado a circular fuertes imágenes, sin embargo las han censurado inmediatamente en redes sociales.

Las imágenes a continuación podrían herir su sensibilidad y se reproducen únicamente con fines informativos. Se recomienda discreción:

 

 

Entre Noticias/Agencias

 

0

Unos, como Trump, creen que estos monumentos deben mantenerse porque honran la historia de la Guerra de Secesión, otros consideran que son símbolo de racismo y deben ser removidos porque celebran la esclavitud, cuyo apoyo estuvo condicionado siempre a intereses económicos.

Según USA Today hay en EU más de 700 monumentos confederados instalados en áreas públicas en 31 estados.

Donald Trump ha lamentado que la historia y la cultura estadounidense “se haga trizas” por la remoción de estatuas levantadas alrededor del país en memoria a los héroes del bando confederado de la Guerra Civil estadounidense (1861 – 1865).

Trump se refiera a decisiones como la de la ciudad de Baltimore donde fueron desmontadas cuatro estatuas en homenaje a personajes de la Confederación, pocos días después de los hechos de violencia que enlutaron Charlottesville.

Según USA Today , hay más de 700 monumentos confederados instalados en áreas públicas en 31 estados. Washington DC; Lexington, Kentucky; Memphis, Tennessee; Birmingham, Alabama; Y otros lugares están tomando medidas para quitar sus monumentos, tal como se hizo en Baltimore el martes pasado durante la madrugada.

Es triste ver la historia y la cultura de nuestro gran país siendo destrozada con la eliminación de nuestras hermosas estatuas y monumentos. No se puede cambiar la historia, pero se puede aprender de ella“, escribió Trump en su cuenta personal de Twitter.

Unos, como Trump, creen que estos monumentos deben mantenerse porque honran la historia de la Guerra de Secesión, otros consideran que son símbolo de racismo y deben ser removidos porque celebran la esclavitud, cuyo apoyo estuvo condicionado siempre a intereses económicos.

Fragmento de un texto del historiados Omer Freixa

Si en 1790 el sur producía mil toneladas anuales de algodón, en 1860 la cifra ascendió a un millón de toneladas, y la población esclava pasó de 500.000 a 4 millones de miembros. Impugnando un mito extendido entre muchos de que el esclavo americano fue sumiso y, si bien no tan amplias las rebeliones negras como en el Caribe, hubo episodios de revueltas esclavas (siempre aplacadas con gran violencia) que reforzaron exageradamente el temor en la élite propietaria. Por caso, tras una gran revuelta ocurrida en Virginia en 1831, el Estado mantuvo una milicia de 101.000 miembros, casi el 10% de su población. Después de tal refuerzo en la seguridad solo un foráneo pudiera pensar en un plan de rebelión. De modo que fue un blanco de sesenta años y enfermo, John Brown, quien la pensó, pese a los consejos del ícono negro Frederick Douglass, sobre sus bajísimas probabilidades de éxito. La rebelión fue desbaratada, y Brown ahorcado. El Estado nacional apoyó la moción a la vez que reforzaba la ley de retorno a la esclavitud de los ex fugitivos. Un gobierno con estas características no permitiría que la esclavitud acabara como producto de una revuelta.

 
Entre Noticias

0

"Nada nos hace sentir más orgullosos en el KKK que ver a un patriota blanco como James Fields Jr, arrollar con su auto a nueve comunistas-antifascistas y matar a uno de ellos" .

“El racismo es algo que se aprende, no algo con lo que se nace”

El líder de un grupo basado en Carolina del Norte asociado con el Ku Klux Klan dice que está contento de que una mujer murió mientras participaba en una protesta en Charlottesville, Virginia, durante el fin de semana.

Su nombre era Heather Heyer, tenía 32 años de edad y trabajaba como asistente legal en Miller Law Group y murió arrollada por el auto que manejaba James Alex Fields Jr. Fields estaba entre el grupo de nacionalistas blancos que protestaban por la remoción de una estatua confederada en un parque de Charlottesville. Heyer se encontraba entre el gran número de manifestantes contra el racismo.

La madre de Heyer, Susan Bro, recordó que “a Heather no le movía el odio, sino detener el odio, acabar con la injusticia”. Citada por la prensa estadounidense, la mujer agregó que no desea que la muerte de su hija se convierta en motivo para generar más odio, sino en un “clamor por la justicia, la igualdad, la equidad y la compasión”.

Sin embargo, Justin Moore, el Gran Dragón de los Leales Caballeros Blancos de Ku Klux Klan, dijo que estaba contento de que Heyer haya muerto durante la protesta en Virginia.

“Estoy encantado de que esas personas hayan sido golpeadas y me alegro de que esa chica haya muerto”, dijo Moore en un mensaje de voz a WBTV. “Eran un grupo de comunistas que protestaban contra la libertad de expresión de alguien más, por lo que no me molesta en absoluto lo que les pasó”.

 
“Creo que vamos a ver más cosas como esta sucediendo en eventos blancos nacionalistas”, advirtió Moore.

Los Leales Caballeros Blancos del Ku Klux Klan están basados ​​en Pelham, pero miembros del grupo acudieron a Charlottesville a formar parte de la manifestación.

 
Correo de voz del líder de KKK: “Me alegra que esa chica muriera” durante la protesta de Virginia

“Deberíamos haber podido salir nuestra protesta sin la presencia de los comunistas y debiera haber sido pacífica, pero fueron ellos, los antifascistas y los comunistas quienes buscaron detenernos. Así que creo que habrá más violencia como esta en el futuro próximo. Nada nos hace sentir más orgullosos en el KKK que ver a un patriota blanco como James Fields Jr, arrollar con su auto a nueve comunistas-antifascistas, y matar a uno de ellos” .

 
Heather Heyer era una heroína, que luchó por el bien común de los estadounidenses. Que murió en un crimen de odio sin sentido llevado a cabo por un neonazi de ultraderecha”.

De esa manera honraron en Facebook a la víctima fatal del ataque de Charlottesville, en Virginia, que se produjo cuando James Alex Fields Jr de 20 años y de raza blanca, lanzó su auto contra un grupo manifestantes antirracismo.

Entre Noticias

0

La ciudad estadounidense de Baltimore, en Maryland, retiró en plena noche sus cuatro estatuas en homenaje a personajes de la Confederación, pocos días después de los hechos de violencia que enlutaron Charlottesville.

Foto de archivo: el reverendo Jesse Jackson habla frente a la estatua del general confederado Robert E. Lee, en Baltimore, Maryland, el 15 de mayo de 2001.

La ciudad de Baltimore removió varias estatuas confederadas el miércoles temprano, a sólo unos días de que estallaran protestas violentas en Charlottesville, Virginia, por el plan para remover una estatua del general confederado Robert E. Lee.

El Concejo de la ciudad de Baltimore, en Maryland, votó el lunes a favor de remover cuatro estatuas confederadas de parques públicos en la ciudad, reportó el diario The Baltimore Sun. A primeras horas del miércoles, la policía acompañó a personal que removió las estatuas de sus bases y las cargaron en camiones.

Entre las estatuas removidas estaba una de Robert E. Lee y una de “Stonewall” Jackson del Wyman Park Dell, que había sido inaugurada en 1948.

La alcaldesa de Baltimore, Catherine E. Pugh, citada por el Baltimore Sun dijo que cuadrillas de trabajadores removieron las estatuas entre las 11:30 de la noche y las 5:30 de la mañana.

Era necesario retirarlas. Me preocupa la seguridad de nuestra población. Lo hicimos tan rápido como pudimos“, declaró al diario local Baltimore Sun.

¿Quién fue Robert E. Lee?

Robert E. Lee fue el general del ejército de los Estados Confederados (del sur) que se opusieron a la abolición de la esclavitud en la guerra civil de EE.UU. entre 1861 y 1865.

 
Las tropas de Lee fueron derrotadas en Gettysburg, en una batalla decisiva, seguida luego de otra derrota que culminó en la rendición del general confederado en Appomattox, Virginia, el 29 de marzo de 1865.

Las estatuas -monumentales algunas- fueron quitadas con una grúa y trasladadas en camión y no dejaron más que los pedestales, a menudo con grafitis antirracistas y a favor del movimiento de defensa de los negros Black Lives Matter (‘La vida de los negros importan’).

Los policías supervisaron la escena mientras se registraban aplausos y estallido de la alegría a medida que cada estatua era retirada de su pedestal. Todo lo que queda ahora son las bases de concreto.

Video en ingles sobre el retiro de los monumentos en Baltimore

 

Entre Noticias/Agencias

 

0

Poco después de que Trump asumiera el cargo, su administración retiró ese financiamiento, uno de los únicos que estaba específicamente dirigido contra la supremacía blanca y a favor de un mayor enfoque en el “terrorismo islámico radical”.

Poco después de que Trump asumiera el cargo, su administración retiró ese financiamiento, uno de los únicos que estaba específicamente dirigido contra la supremacía blanca.

El gobierno del presidente Donald Trump ha recibido duras críticas por recortar fondos que serían en favor de la lucha contra los supremacistas blancos, ésto en el contexto de la violencia del pasado fin de semana en Charlottesville.

Justo antes de que el ex presidente Barack Obama dejara el cargo, el grupo Life After Hate, que forma parte del programa contra la violencia del extremismo de la administración Obama fue favorecido con 400 mil dólares del Departamento de Seguridad Nacional como una donación para combatir la violencia de grupos supremacistas blancos.

Poco después de que Trump asumiera el cargo, su administración retiró ese financiamiento, uno de los únicos que estaba específicamente dirigido contra la supremacía blanca y a favor de un mayor enfoque en el “terrorismo islámico radical”, según The Huffington Post.

“Tiraron la tina de baño con todo y el niño. Ahora tenemos que esperar pasivamente a que la gente llegue a nosotros”, dijo a The Hill el cofundador de Life After Hate, Tony McAleer, ex-supremacista blanco.

 
Este grupo es una de las únicas organizaciones en el país que se centra en ayudar a las personas a abandonar los grupos de supremacía blanca.

“Si nos hubieran dado la financiación de inmediato, un mes o dos después de ser adjudicada, habríamos estado funcionando antes de Charlottesville. Si hubiéramos hecho o no alguna diferencia, ahora es imposible saberlo”.

 
Christian Picciolini, el también cofundador de Life After Hate y ex neonazi, dijo a NPR que la supremacía blanca “ha estado creciendo, pero también ha cambiado de forma”.

“Ha evolucionado de lo que habríamos considerado los abiertamente neonazis y los skinheads (cabezas rapadas) y el Ku Klux Klan marchando a personas del día a día, a nuestros vecinos, nuestros médicos, nuestros maestros, nuestros mecánicos”.

 
Y agregó: “ciertamente está empezando a «envalentonarlos», porque mucha de la retórica que está saliendo de la Casa Blanca hoy es tan similar a lo que predican… pero de una manera un poco más agradable”.

Fue el pasado lunes que Trump denunció públicamente que son el “KKK, neonazis, supremacistas blancos y otros grupos de odio” los que promueven el racismo y la violencia, sin embargo estas medidas que limitan el actuar de aquellos que pretenden disminuir el odio siguen vigentes y abriendo la puerta al crecimiento de estos movimientos radicales que ponen en riesgo la estabilidad de toda la sociedad estadounidense.

 

Entre Noticias/Agencias

 

0

Howard Zinn, historiador estadounidense, dice en su famoso libro "La otra historia de los Estados Unidos": "No hay un país en la historia mundial en el que el racismo haya tenido un papel tan importante y durante tanto tiempo como en los Estados Unidos".

“Hoy todos somos negros en potencia”.
(Achille Mbembe- Camerún, 1957)

Aunque sin ponerlas en contexto, sin ofrecer análisis que permita a las audiencias identificar y comprender causas históricas y hasta complicidades inconfesables de occidente, los medios de información han dedicado vastas coberturas de la actividad terrorista islámica, pero pasando por alto, en gran medida, las manifestaciones cada vez más descaradas y la violencia generada por la extrema derecha dentro de Estados Unidos. Durante 2015 y 2016, el nivel de violencia ha aumentado de manera dramática, siendo ahora cuando muchos corroboran su impresionante avance.

El 7 de julio de 2016, el bloguero de derecha, partidario de Donald Trump, Michael Strickland, quien grabó a manifestantes de tendencia progresista poniendo sus imágenes en internet, fue arrestado tras agitar un arma durante una manifestación pacífica del movimiento Black Lives Matter en Portland.

Su justificación para empuñar y blandir el arma fue que “temía por su vida” porque alguien presuntamente lo había empujado cuando grababa la manifestación.

Michael Strickland es señalado por tomar fotografías y video de hombres y mujeres de minorías, publicándolas en internet con sus nombres y direcciones: “los acecha y los acosa“.

En otro escenario de la tensión racial que se vive en Estados Unidos, después de una confrontación a finales de junio con fascistas que habían obtenido un permiso para manifestarse ante el tribunal del estado de California, en Sacramento, nueve contra-manifestantes fueron hospitalizados, cinco de ellos fueron apuñalados. Los fascistas, que operaban bajo la bandera del Traditionalist Worker Party (pero compuesto en su mayoría por miembros de los Skinheads del Estado Dorado neonazi), huyeron después del enfrentamiento con los manifestantes. Una pistola cargada se dejó en la escena, que los antifascistas afirmaron que los neonazis habían tirado mientras se escapaban.

Cuatro meses antes, el 28 de febrero, tres activistas antirracistas fueron apuñalados mientras enfrentaban a los miembros de Ku Klux Klan que intentaban reunirse en Anaheim, California.

En el mes de enero, paramilitares del Movimiento Patriot se apoderaron de un refugio de vida silvestre de Oregon durante 41 días, su cuarto campamento armado en dos años.

Y todo esto ocurría apenas un año después de que el supremacista blanco Dylann Roof, de 21 años de edad, acudiera a una sesión de estudio bíblico en Charleston, la histórica iglesia Emanuel AME de Carolina del Sur, y matar luego a nueve fieles negros .

“Apretó el gatillo de su (pistola) Glock .45 más de 70 veces esa noche. En más de 60 veces impactó a los feligreses”. (Fiscal Jay Richardson).

 
Richardson explicó entonces que Roof engañó a los feligreses, que creyeron que había acudido a rezar y que era “inofensivo”. “No tenían ni idea del corazón frío y lleno de odio que tenía”, apuntó.

Son estos sólo unos cuantos ejemplos de una violencia que debiera servir como urgente llamada de atención. No es que los medios escondan estos hechos, pero desafortunadamente son presentados de manera aislada, inconexa, y sin análisis serios y a fondo sobre lo que todo esto revela para la evaluación de la jerarquía imperante de valores en la sociedad estadounidense.

Existen pensadores y escritores estadounidenses, como Morris Berman, que han estado señalando lo que califican como la “decadencia cultural de Estados Unidos”, proyectada en una degeneración de valores que amenaza cada vez más con “infectar” al mundo: individualismo exacerbado, agresiva competitividad, ignorancia, soberbia y nula capacidad de autocrítica.

Según el Southern Poverty Law Center (SPLC), una asociación de derechos civiles, durante 2016 surgieron 25 nuevos grupos de odio, crecimiento que en parte atribuyen a una campaña presidencial de Donald Trump caracterizada por la emisión de mensajes discriminatorios y racistas.

En total, el Southern Poverty Law Center contabilizó 917 grupos operando en territorio estadounidense, entre los que se incluyen asociaciones de supremacistas blancos contrarios a los inmigrantes indocumentados.

Desde 2010, las agencias policiales han reportado un promedio de unos 6.000 incidentes de crimen de odio por año al FBI. Pero los estudios del gobierno demuestran que el número real es mucho más alto – unos 260.000 por año. Muchos crímenes de odio nunca son denunciados, en gran parte porque las víctimas son renuentes a ir a la policía. Southern Poverty Law Center

 
¿Neonazis en los departamentos de policía de Estados Unidos?

Aquí vale la pena recordar que el FBI ha confirmado en este contexto que los departamentos de policía de los Estados Unidos han sido deliberadamente infiltrados durante años por organizaciones de supremacía blanca como el KKK, tal como publicaron diferentes medios en mayo de 2015.

Ya en octubre de 2006 el FBI había lanzado una advertencia sobre dicha infiltración, pero “cayó en oídos sordos”, hasta que en 2015 el reporte titulado en inglés “White supremacist infiltration of law enforcement”, empezó a ser revisado por expertos en la lucha contra grupos de odio y terrorismo doméstico.

El reporte señala, entre otros casos, que una corte federal determinó que miembros del Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles (LASD), habían organizado en su interior una pandilla de corte neonazi. Los oficiales involucrados, según el reporte, no mantenían sus ideas para sí mismos, sino que de manera habitual “aterrorizaban a la comunidad afroamericana”.

El FBI documentó igualmente el caso por el que el Departamento de Policía de Chicago tuvo que despedir a un detective tras descubrir que tenía muy estrechos vínculos con el Ku Klux Klan. A ese detective, Jon Burge, se le descubrió haber aplicado tácticas de tortura durante décadas a alrededor de 100 afroamericanos. Burge fue liberado después de haber pasado menos de cuatro años tras las rejas.

En un departamento del Sheriff en Texas, se descubrió que dos de sus oficiales, no sólo pertenecían al KKK, sino que cumplían funciones de reclutadores para los grupos de odio.

Entre los años de 2008 a 2014, el número de infiltraciones documentadas de los cuerpos policiales se elevó de 150 a 1000, pero lo peor de todo es que en la mayoría de los casos, los oficiales involucrados nunca fueron despedidos tras haberse sido descubierta su afiliación a grupos de odio.

¿Neonazis en el Ejército de Estados Unidos?

En un artículo para ‘The Guardian‘, el periodista Matt Kennard presenta los resultados de varios años de investigación sobre la presencia de miembros de grupos neonazis y de la supremacía blanca en el Ejército estadounidense. De acuerdo con el periodista, estas personas reciben muy poca presión por parte del Pentágono, que todos estos años estuvo muy “desesperado por mantener el suministro de tropas” a Medio Oriente.

“Como parte de mi investigación he hablado con veteranos que se habían convertido en supremacistas blancos antes del servicio y se unieron para tener acceso a las armas y la formación, así como con veteranos que se habían radicalizado después de regresar de la guerra”. (Matt Kennard)

 
Según datos del FBI, hay cientos de supremacistas blancos infiltrados en el Ejército norteamericano o en la comunidad de veteranos.

Trump: “glorioso líder”

Qué decir sobre el prominente fascista Andrew Anglin quien llamó a Trump “el Glorioso Líder“. Cuando Trump ganó múltiples primarias en mayo, Anglin escribió en su sitio web Daily Stormer:

“Los hombres blancos en América y en todo el planeta están de fiesta después de la victoria decisiva de Trump sobre los enemigos malvados de nuestra raza”.

 
Ahora, tras los acontecimientos fatales ocurridos en Charlottesville, el mismo Andrew Anglin celebró y aplaudió la primera respuesta de Donald Trump en la que omite condenar, y ni siquiera mencionar a los grupos supremacistas que protagonizaron dicha jornada de violencia.

“Los comentarios de Trump fueron buenos. No nos atacó. Sólo dijo que la nación debería unirse”.

 
Después de haber recibido críticas a nivel mundial por su omisión de no llamar y condenar al racismo que genero la violencia en en Charlottesville (Virginia), finalmente el presidente Trump dijo de manera enérgica lo siguiente:

“El racismo es el mal. Y los que causan violencia en su nombre son criminales y matones, incluyendo el KKK, los neonazis, los supremacistas blancos y otros grupos de odio que son repugnantes a todo lo que queremos como estadounidenses”.

 
Lo cierto es que que lo que ha venido ocurriendo en los últimos años en Estados Unidos, desde mucho antes de la llegada de Trump a la Casa Blanca, ha venido a hacer pedazos la idea de que Estados Unidos era ya una “sociedad post-racial”.

Lo que escribiera en su maravilloso libro, “A People’s History of the United States”, el gran historiador Howard Zinn, encierra un mensaje retador y vibrante para todo aquel que quiera entender las raíces de lo ocurrido en Charlottesville (Virginia):

“No hay un país en la historia mundial en el que el racismo haya tenido un papel tan importante y durante tanto tiempo como en los Estados Unidos. El problema de la “barrera racial” o “color line” todavía existe… ¿Cómo empezó? […] En las colonias inglesas la esclavitud pasó a ser rápidamente una institución estable, la relación laboral normal entre negros y blancos. Junto a ellas se desarrolló ese sentimiento racial especial –sea odio, menosprecio, piedad o paternalismo– que acompañaría la posición inferior de los negros en América durante los 350 años siguientes –esa combinación de rango inferior y pensamiento peyorativo que llamamos “racismo”.

 

Redacción/Entre Noticias

 

0

La Unión Americana de Libertades Civiles de Virginia, (ACLU of Virginia) informó que la policía dijo que “no intervendrían hasta que se les diera la orden de hacerlo“.

¿Dónde estaban los policías? Resulta que el estacionamiento está justo al lado de la estación de policía de Charlottesville.

Deandre Harris, de 20 años, viajó al Emancipation Park (Parque de la Emancipación) para protestar contra una manifestación nacionalista blanca, cuando estalló de pronto una pelea. Harris fue perseguido por un grupo de hombres blancos neonazis y golpeado con palos de metal mientras se encontraba indefenso en el suelo.

Harris está convencido de que si no fuera por sus amigos, quienes lo vieron bajo la pila de supremacistas blancos y acudieron a brindarle auxilio, muy probablemente no estaría vivo para poder contar su historia: “Fue como volver a 1960, a las películas de esa época“, comentó a un grupo de periodistas.

Existe de hecho una fotografía de la dramática escena que se ha vuelto viral, capturada por Zach D. Roberts, mostrando a Harris siendo golpeado salvajemente por un grupo de supremacistas blancos.

Zach D. Roberts no dejaba de tomar fotografías, aún cuando uno de los militantes neonazis le puso una pistola 9 milímetros frente a su cara. Zach obtuvo una imagen del hombre armado, sin que afortunadamente el neonazi disparará como respuesta.

¿Dónde estaban los policías? Pregunta más que justa y necesaria porque resulta que el estacionamiento está justo al lado de la estación de policía de Charlottesville.

“La paliza sucedió justo al lado del departamento de policía, y no había policía para ayudarme en absoluto. Mi madre ahora está pensando en demandar a la ciudad de Charlottesville “, dijo Harris a The Root

 
Justo en ese sentido, La Unión Americana de Libertades Civiles de Virginia, (ACLU of Virginia) que comunicó por Twitter que los contra-manifestantes no estaban contentos con el desempeño de la policía, informó también que la policía dijo que “no intervendrían hasta que se les diera la orden de hacerlo“.

Entre Noicias

0

“Fue una elección en la que no hubo libertad, equidad ni imparcialidad y en la que no se respetaron otros los principios básicos de la función electoral”. (Gabriel Corona Armenta)

“Una nación sin elecciones libres es una nación sin voz, sin ojos y sin brazos”. (Octavio Paz)

En la sesión en la que Instituto Electoral mexiquense declaró ganador de la elección pasada a Alfredo del Mazo, nos dice el periodista Álvaro Delgado en la revista Proceso, un consejero rompió la unanimidad: Gabriel Corona Armenta. El experto politólogo afirma que la elección fue viciada por la integración de los órganos electorales y la intervención abierta del gobierno federal, todo ello a favor del candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Corona Armenta no se anda por las ramas, según nos comparte Delgado, al afirmar que para él, “cuando unos comicios son anticonstitucionales, lo que procede es anularlos“.

La compra y coacción del voto, la utilización electoral de programas sociales federales y estatales, la intervención de funcionarios de los tres niveles de gobierno, así como la actuación parcial del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) y del Instituto Nacional Electoral (INE), todo para favorecer al priista Alfredo del Mazo, configura un proceso viciado que debe ser anulado, afirma el consejero Gabriel Corona Armenta.

El único consejero del IEEM que votó en contra de la declaración de validez de la elección del 4 de junio y la entrega de la constancia de mayoría como gobernador electo al priista Del Mazo, en la sesión del miércoles 8, dijo lo siguiente:

“Fue una elección en la que no hubo libertad, equidad ni imparcialidad y en la que no se respetaron otros los principios básicos de la función electoral”.

 
Octavio Paz: “Una nación sin elecciones libres es una nación sin voz, sin ojos y sin brazos”.

“Si una elección no es libre ni auténtica, entonces se están violando principios fundamentales e incluso constitucionales. Y una elección en la que se viola la Constitución, como lo dije en la sesión, es suficiente para proceder a su anulación. Si eso no se cumple no es una elección legal ni puede tener legitimidad. Es una elección que tendría que ser anulada”.

 
En entrevista un día después de que sus compañeros del IEEM convalidaron la elección y el triunfo de Del Mazo, Corona Armenta insiste en que el principio de imparcialidad se violentó, “porque no se detuvo, no se hizo gran cosa para frenar la intervención sobre todo del gobierno federal”.

Y la razón de este operativo es que para el presidente Enrique Peña Nieto “ésta se convirtió en una elección estratégica; de aquí dependía buena parte de su futuro político. Conservar el Estado de México mantiene vivas las expectativas de ganar la Presidencia de la República; perderlo lo ponía en la antesala de la derrota y por eso echaron toda la carne al asador”.


Coach Sneakers Louis Vuitton Sac Occasion France Outlet Peuterey Puglia Piumino Woolrich Air Jordan Junior Pas Cher Stivali UGG Rossi Air Max Tn Shox Pas Cher Doudoune Moncler Nantes Femme Capuche Lavaggio Piumini Moncler Outlet Gucci Incisa Borsa Gucci Nuova Coach Outlet Jackson Nj Chaussures Christian Louboutin Prix Kit Entretien Bottes Ugg